Digital

Comercio electrónico en el sector del retail y mobile, dos conceptos que están lejos de darse la mano

ecommerceLos ordenadores de escritorio así como los portátiles aún representan una parte muy importante del tráfico de los sites destinados al comercio electrónico de las empresas del sector del retail de acuerdo a los datos ofrecidos durante el cuarto trimestre de 2014 por MarketLive.

Aunque lo cierto es que los compradores móviles representaron el 75,9% de todos los compradores digitales a lo largo del 2014 (63,7% según las estimaciones de eMarketer), MarketLive ha encontrado que casi el 56% del tráfico de los sitios de ventas procedieron de fuentes no móviles, al igual que las tres cuartas partes de los ingresos. Esto nos deja un panorama en el que los consumidores recurren a los smartphones para investigar y realizar determinadas compras pero para el conjunto del comercio electrónico sigue imperando el PC.

Lo cierto es que los teléfonos móviles sólo representaron alrededor de un tercio tanto de los ingresos como del tráfico lo que refuerza la percepción de que los smartphones son utilizados como una herramienta de búsqueda, exploración e investigación más que como un mecanismo para completar las compras.

A través de otros indicadores como es el caso del porcentaje de abandono en los procesos de compra y la tasa de complemento en la cesta, los smartphones se nos presentan en este sentido comercial como un elemento en discordia mientras que los ordenadores y las tabletas reflejan un comportamiento mucho más similar entre ellos.

MarketLive señala que los teléfonos móviles aún se encuentran en la parte de arriba del embudo de las actividades comerciales ya que los consumidores prefieren finalizar sus compras en las tiendas físicas o a través de PC.

Por sectores encontramos que donde menos triunfan las compras a través del móvil es en artículos de hogar y mobiliario con un 7,9% y un 9% respectivamente mientras que supera el 13,3% en ropa y accesorios.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir