Digital

La Comisión Europea multa a Google con 2.420 millones de euros por abuso de posición dominante

La Comisión Europea (CE) ha decidido imponer a Google una multa de 2.420 millones de euros por abuso de posición dominante en el servicio ofrecido por el gigante de comparación de compras online.

Estamos ante la mayor multa impuesta por la Unión Europea (UE) hasta la fecha superando las anteriormente fijadas para Microsoft o Intel por el mismo motivo o por la violación de las leyes sobre antimonopolio.

“Google ha desarrollado muchos productos innovadores y servicios que han cambiado nuestras vidas. Eso es bueno. Pero la estrategia de Google para su servicio de comparación de compras no trataba sólo de atraer clientes haciendo que sus propios productos fueran mejores que los de sus rivales”, ha explicado Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, tal y como recogen en el diario El Mundo.

“En lugar de eso, Google ha abusado de su posición dominante en el mercado como buscador para promocionar su propio servicio de comparación de compra en los resultados de las búsquedas y perjudicando los de sus competidores. Lo que ha hecho Google es ilegal".

"Ha negado a otras empresas la oportunidad de competir según sus méritos y la de innovar. Y más importante aún: ha negado a los consumidores europeos la elección genuina de servicios y los beneficios completos de la innovación".

Desde este 27 de junio el gigante de las búsquedas cuenta con un plazo de 90 días para poner fin a la conducta por la que ha sido multado. En caso de no cumplir con el plazo se enfrenta a una multa que podría suponer hasta el 5% de los ingresos diarios a nivel global de Alphabet, empresa matriz de la compañía.

Desde Google han mostrado su disconformidad con la decisión de la CE. Lo ha hecho a través de su vicepresidente y abogado, Kent Walker. “Revisaremos la decisión de la Comisión en detalle y consideraremos una apelación, y seguiremos defendiendo nuestro caso".

Estamos ante una decisión que se ha tomado después de más de cinco años de investigaciones. En abril de 2015 la Comisión Europea hacía llegar a Google un pliego de cargos donde se recogían las acusaciones.

En julio del pasado año reforzaban las acusaciones estableciendo que Google había abusado de su posición dominante, “favoreciendo sistemáticamente sus servicios de comparación de compra en las páginas de resultados del buscador".

Los responsables de la investigación creen contar con pruebas suficientes que demuestran que Google ha ejercido un abuso de posición dominante en el mercado europeo con el objetivo de favorecer sus propios productos.

Ya el pasado año el gigante tecnológico se defendía alegando que sus servicios no deberían ser analizado de forma separada. La forma óptima de hacerlo es hacerlo a través de un marco más amplio de servicios ofrecidos por otras plataformas como Amazon o eBay.

Unas alegaciones que no han convencido a la Comisión Europea a la que no le ha temblado el pulso a la hora de dictar sentencia.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir