Digital

La Comisión Europea quiere atar en corto a las "cookies"

Las "cookies", uno de los principales pilares de la publicidad online, están en peligro. La Comisión Europea ha presentado una propuesta de ley sobre la privacidad en internet y las comunicaciones electrónicas que, de aprobarse, podría suponer un mazazo (potencialmente mortal) para la recogida de datos personales con fines publicitarios.

En el texto de la propuesta se especifica que las empresas deberán pedir su consentimiento explícito a los usuarios antes de instalar "cookies" para recoger datos a fin de garantizar la confidencialidad de las conversaciones y los datos que se generan en torno a ellas, según recoge Europa Press.

Hasta ahora la única obligación de las compañías a la hora de recopilar datos con fines publicitarios consistía en desplegar un mensaje informando de su política de “cookies”.

Eso sí, las empresas de telecomunicaciones que hacen uso de “cookies” que no tienen impacto alguno en la privacidad de los usuarios (las utilizadas, por ejemplo, en el carrito de la compra en una tienda online o las empleadas para contabilizar las visitas acumuladas por una página web) no precisarán de este consentimiento explícito.

Si la propuesta de Bruselas sale finalmente adelante, los navegadores de internet se verán obligados en el futuro a preguntar al usuario durante su instalación sobre sus preferencias en el uso de “cookies”.

Las nuevas medidas previstas por la Comisión Europea no entrarán previsiblemente en vigor hasta mayo de 2018, pero las multas en caso de cumplimiento serán onerosas y podrían alcanzar el 4% de las ventas anuales de las empresas afectadas.

De todos modos, y sanciones al margen, la nueva propuesta de ley del ejecutivo comunitario podría ser un auténtico varapalo para gigantes online como Google, Facebook y WhatsApp, que se valen hoy por hoy de las “cookies” para insertar anuncios de terceros. Si Bruselas se sale con la suya, estas empresas perderán una importante fuente de ingresos en la monetización de sus páginas.

A juicio de Dave Grimaldi, ejecutivo del organismo de la publicidad interactiva IAB, la medida prevista por la Comisión Europea “pone en riesgo el funcionamiento de millones de sitios web y aplicaciones que se basan en la publicidad para financiar su contenido y sus herramientas”.

Además de los propietarios de webs, hay quienes temen que los internautas podrían verse perjudicados también por la medida, pues podrían tener que vérselas con más anuncios en forma de molestos “pop-ups” y podrían tener que cambiar los ajustes de su navegador para guardar algunas contraseñas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir