líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Claves para aumentar tu tráfico orgánico y CTR

Cómo conseguir más tráfico orgánico: consejos para optimizar el CTR

La necesidad de crecer y mejorar hace que tengamos que preocuparnos por saber cómo mejorar y optimizar nuestro CTR

Cómo conseguir más tráfico orgánico: consejos para optimizar el CTR

Digital MarketingMejorar el CTR

Patricia Aguado

Escrito por Patricia Aguado

El porcentaje de clics orgánicos es la relación entre clics y el número de veces que un sitio web aparece en los resultados de búsqueda en respuesta a una consulta.

Aunque tus páginas aparezcan en las primeras posiciones de los resultados, no servirá de nada para tu sitio si la gente no hace clic en tus enlaces. En otras palabras, la tasa de clics orgánicos es la mejor métrica SEO para estimar la relevancia y el atractivo de tus páginas.

En este artículo, aprenderás prácticos consejos sobre cómo atraer la atención a tus fragmentos de búsqueda y obtener más tráfico orgánico.

Cómo detectar problemas de CTR en tu sitio web

En general, no existen puntos de referencia de CTR ideales porque cada consulta es única y depende de la competencia en el nicho. Los porcentajes de clics varían en función de la posición en las SERP, pero está claro que la mayoría de los clics se producen en los primeros resultados.

Para comprobar tus CTR actuales, consulta tu informe de rendimiento en Google Search Console. Activa las casillas Impresiones y CTR medio en los gráficos y selecciona las consultas que aparecen a continuación.

Puedes inspeccionar consultas para todo el sitio web o URLs separadas. Filtra las consultas con el mayor número de impresiones. A continuación, presta atención a las que tengan un porcentaje de clics orgánicos inferior a un CTR medio.

Casos en los que el CTR se resiente

Hay algunas razones generales que explican los bajos CTR de las páginas mejor clasificadas:

  • Los buscadores obtienen sus respuestas directamente en las SERP

Algunas consultas tienen una intención informativa detrás: los buscadores quieren conocer información genérica, por ejemplo, el tiempo, los tipos de cambio o datos factuales breves. Y si se trata de datos concisos, precisos o agregados, aparecerán como respuestas instantáneas. Este tipo de consultas no dan lugar a ningún clic.

  • Demasiados resultados enriquecidos o anuncios PPC

La mayoría de los clics orgánicos se producen en los tres primeros resultados: casi un tercio de los clics van al primer resultado y el doble menos al segundo. Sin embargo, los patrones de clics cambian esencialmente cuando aparecen resultados enriquecidos en las SERP. Puede haber fragmentos destacados, paneles de conocimiento, reseñas, carruseles de imágenes, etc.

Además, siempre hay espacio para los anuncios de Google por encima de los resultados orgánicos. A veces, hemos visto hasta cinco competidores anunciándose en la consulta de nuestro producto, que también es una marca. Así que, siendo el número uno en la búsqueda orgánica, en la práctica, hemos estado en la 6ª posición de la SERP.

  • Meta snippets insípidos

Otra de las razones por las que el CTR orgánico es bajo es que su fragmento de búsqueda no es atractivo para el buscador. Por ejemplo, un título está optimizado para SEO pero no suena claro o atractivo. Incluso puede ocurrir que Google haya reescrito su título y meta descripción eligiendo lo que el algoritmo de búsqueda considera más apropiado.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, sólo mejorará ligeramente la apariencia de sus resultados de búsqueda y obtendrá beneficios reales, a veces realmente tangibles.

Pasos para mejorar los CTR orgánicos

Al hablar de ajustes del CTR, siempre nos referimos a URL que ya figuran en los primeros resultados de búsqueda, porque la mayoría de los clics proceden de las primeras posiciones.

Si estás empezando a trabajar en una nueva página desde cero, elige consultas para las que sea más fácil optimizar. Por ejemplo, en el caso de nuestro sitio web, es más probable que la página se posicione de inmediato si el comprobador de dificultad de palabras clave muestra una puntuación de dificultad inferior a 40. Para palabras clave más difíciles, se necesitará más tiempo. Para palabras clave más difíciles, se necesitarán más trucos para que la página llegue a lo más alto.

Entonces, si ya tienes una URL bien posicionada pero los clics son casi nulos, ¿cuáles son los siguientes pasos? Te sugerimos las siguientes ideas.

  • Atraer el interés del buscador

El mensaje que hay detrás del título es lo más importante que recibe un buscador, por lo que la creatividad es la base de la optimización del CTR. En primer lugar, elige el tono de voz adecuado para su público. Asegúrate de evitar el click-baiting: los usuarios deben entender de qué va a tratar el artículo.

Además, debes incluir palabras poderosas y una llamada a la acción en los títulos. Según el tipo de contenido, puedes intentar alarmar, apurar al buscador o despertar la curiosidad. Para ayudarte a mirar tus títulos de reojo, puedes utilizar herramientas como Headline Analyzer para evaluar el atractivo de un título.

  • Escriba títulos llamativos

Hay algunos trucos muy conocidos que aumentan el porcentaje de clics. Uno de ellos es colocar en el título el año o el número de artículos de su lista. Son señales de relevancia, actualidad, una estructura legible y, simplemente, la magia de los dígitos.

Otra táctica es hacer un título llamativo añadiendo paréntesis, emoticonos y mayúsculas. Eso sí, utilízalos con prudencia porque un título puede empezar a parecer spam fácilmente.

  • Optimizar los títulos para los motores de búsqueda

Sin este paso, es poco probable que tus páginas se posicionen, así que no puedes evitarlo. Incluya su palabra clave objetivo porque es una de las señales más importantes de relevancia.

Las reglas de optimización SEO para escribir títulos se reducen a lo siguiente:

  • Los títulos deben tener entre 45 y 60 caracteres
  • Coloca la palabra clave lo más cerca posible del principio del título.
  • Evita el relleno de palabras clave en los títulos

La regla sobre el número de caracteres que se deben utilizar en los títulos no es estricta. La longitud del título debe coincidir aproximadamente con un determinado espacio de píxeles para que un título quepa en las pantallas (especialmente en las pantallas de los móviles). Si un título es demasiado largo, puede ser truncado por los algos o sustituido por el encabezado H1.

Google reescribe los títulos demasiado cortos o demasiado largos, lo que ha confirmado con la actualización de los títulos. Al hacer la comprobación, el algoritmo ha corregido los títulos largos o con signos de puntuación complejos, por ejemplo, con punto y coma. Sorprendentemente, esta corrección solucionó el keyword stuffing cuando una palabra clave objetivo se utilizaba dos veces en el título.

  • Optimizar las meta descripciones

Todas las reglas anteriores se aplican también a las meta descripciones. Si faltan etiquetas de meta descripción en una página, el breve resumen debajo del título se generará automáticamente. Aunque algunos SEO ignoran las meta descripciones, son lugares excelentes para transmitir los mensajes que deseas.

Por lo tanto, asegúrate de optimizar tu meta descripción con tus palabras clave objetivo, también. Hágalas cortas, de hasta 160 caracteres. Puedes utilizar asistentes de redacción, como SEO Content Editor, para comprobar qué aspecto tendrá tu meta snippet en las SERP. La herramienta se encargará de todas las trampas de SEO y dará una pista si hay relleno, demasiadas palabras o falta la palabra clave objetivo.

  • Utilice URL descriptivas

La estructura de las URL es un gran tema en sí mismo. Las URL no influyen en las clasificaciones si son torpes. Sin embargo, los usuarios prestan atención a si una URL es demasiado larga, si apunta a un destino fiable e incluso de qué trata. Por lo tanto, es una buena idea generar URLs SEO-friendly con palabras clave relevantes en ellas.

  • Aprovechar los fragmentos destacados

Los fragmentos destacados son una poderosa fuente de tráfico orgánico. Pero, ¿cómo conseguirlos?

Los fragmentos destacados responden a preguntas concretas, y lo hacen con elegancia. Para aumentar tus posibilidades de aparecer en ellos, debes escribir y estructurar tu contenido de forma clara para que Google lo elija como la mejor respuesta a una consulta:

  1. Identifica las preguntas populares relacionadas con tu tema
  2. Cuando respondas a estas preguntas, optimiza para palabras clave de cola larga.
  3. Responde a las preguntas con párrafos breves y estructurados.
  4. Utiliza viñetas y listas numeradas para dar formato a tu contenido.
  5. Utiliza una estructuración HTML adecuada de los encabezados H1-H5.

Para encontrar las mejores palabras clave, utiliza un software de búsqueda de palabras clave. Por ejemplo, Rank Tracker contiene métodos de investigación populares, como sugerencias automáticas y preguntas relacionadas. Con estas herramientas, puedes descubrir palabras clave rentables de cola larga que formen parte de tu optimización orientada a preguntas.

Y para comprobar el formato de tu contenido, puedes utilizar asistentes de redacción SEO y comprobadores de legibilidad, como Grammarly, Yoast SEO para WordPress, etc.

  • Aplicar el marcado de datos estructurados

Los datos estructurados son una sintaxis especial para indicar a los motores de búsqueda de qué trata su contenido. Esta sintaxis, entre otras cosas, ayuda a formar resultados enriquecidos en las SERPs de Google. Por ejemplo, con la ayuda de los datos estructurados, puede obtener el aspecto especial de recetas en los resultados de búsqueda, preguntas frecuentes, migas de pan e incluso la barra de búsqueda del sitio directamente en la SERP.

Añadir datos estructurados requiere algunos conocimientos adicionales, aunque algunos formatos son bastante sencillos. Además, puede utilizar la herramienta de prueba de datos estructurados de Google para verificar el resultado.

Además, Search Console mostrará advertencias en la sección Mejora en caso de que aparezcan algunos errores en los datos estructurados.

  • Enlaza las páginas correctamente para conseguir sitelinks

Los enlaces internos conforman la arquitectura del sitio y permiten a los motores de búsqueda comprender la jerarquía de sus páginas. También ayudan a formar sitelinks para la página de inicio, es decir, un grupo de las páginas más importantes bajo el resultado principal en la SERP.

La única forma de influir en la aparición de sus enlaces internos es optimizar y enlazar correctamente su contenido. Estas son las mejores prácticas de enlaces internos que debe observar:

  • Crea una estructura lógica del sitio optimizando las páginas de destino para la intención de búsqueda correcta.
  • Depura tu contenido y elimina las páginas de baja calidad con contenido poco consistente o temas repetitivos.
  • No dejes páginas sin enlazar ni las entierre en lo más profundo de la estructura del sitio.
  • Utiliza textos de anclaje descriptivos en los enlaces internos que ayuden a los usuarios a entender de qué trata la página enlazada.

El primer consejo de la lista es el más importante, ya que la estructura del sitio es un proceso a largo plazo en el que se auditan contenidos, se planifican nuevas páginas, se cambian enlaces, etcétera. Para facilitar este proceso, puedes utilizar herramientas de araña para revisar la jerarquía de todas las páginas. Por ejemplo, con la ayuda de una herramienta de auditoría de sitios web, primero puedes escanear todas las páginas del sitio y luego revisar su importancia en Visualización.

Para SEO, puedes crear páginas pilares, que pueden ser tus páginas de productos, y respaldarlas con entradas de blog suplementarias. Al agrupar el contenido por temas, los motores de búsqueda ven la página principal y el contenido complementario.

Si agrupas con éxito tus temas y optimiza las páginas en consecuencia, puedes obtener más espacio en la SERP, con dos o incluso más páginas clasificadas para la misma palabra clave en la SERP. Y esto significa que obtendrás más clics orgánicos de tus resultados (ten en cuenta, no obstante, que una consulta de este tipo mostrará el doble de impresiones en Search Console).

Prueba tus CTR orgánicos

Por último, pero no por ello menos importante, siempre debe probar y volver a comprobar el rendimiento de sus mejoras. De forma similar a las pruebas A/B en Google Ads, puedes probar sus fragmentos orgánicos para ver cuál de ellos atrae más clics.

Dado que se trata de una actividad a largo plazo, observa qué funciona y qué no. Sin duda, mejorar el CTR orgánico es una oportunidad de marketing que no debes desaprovechar, y con el tiempo encontrarás algunos trucos que se adapten mejor a sus necesidades.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

Temas

Google

 

Los podcasts desembarcarán próximamente en YouTube MusicAnteriorSigueinteHavas PR incorpora nuevos profesionales especializados en tecnología

Contenido patrocinado