Digital

Cómo evitar que el consumidor termine "chamuscado" en la nueva era de los algoritmos

robotsLas nuevas tecnologías están en todas partes y han dado un giro de 180 grados a la vida del común de los mortales. Sin embargo, en una era en la que los algoritmos son los amos del mundo y las empresas hacen y deshacen con su connivencia, ¿no debería haber también nuevas reglas de consumo?

El Ministerio de Justicia de Alemania cree que sí y por eso ha elaborado, con la ayuda de expertos independientes, un informe en el que enumera varias propuestas para proteger al consumidor de los desmanes de los omnipresentes algoritmos. Estas que enumeramos a continuación son las proposiciones más importantes:

1. Mayor transparencia en los contratos suscritos por empresas y consumidores. El Ministerio de Justicia cree que los contratos que vinculan a empresas y consumidores deberían ser menos enmarañados de lo que lo son en la actualidad e informar al consumidor en un máximo de 500 palabras (un folio aproximadamente) de las condiciones de servicio y la política de protección de datos que aplicarán a la hora de gestionar la información personal del cliente.

2. Desacoplamiento de hardware y software. Muchos de los dispositivos de hardware que se venden al consumidor vienen con software preinstalado. El Ministerio de Justicia del país de Angela Merkel cree, no obstante, que el hardware y el software deberían “divorciarse” para permitir que el consumidor pueda elegir libremente los programas que habrá instalados en su smartphone o en su portátil (y que no tenga que pagar por software que en realidad no desea).

3. Contratos modelo. Instaurar un contrato modelo serviría para evitar la arbitrariedad en la que incurren muchas compañías a la hora de suscribir acuerdos con el consumidor.

4. Garantías por parte de los fabricantes de dispositivos del “internet de las cosas”. En vista de lo potencialmente peligrosos que pueden llegar a ser los gadgets del “internet de las cosas”, sus fabricantes deberían proporcionar al consumidor algún tipo de garantía en caso de ataque.

5. Regulación de las plataformas. En la denominada “sharing economy”, la que practican empresas como Uber y Airbnb, el consumidor debe tener muy claro con quién suscribe de verdad los contratos. Las plataformas de economía compartida deben regularse para no confundir innecesariamente al consumidor.

6. Los denominados “smart contracts”. En su informe el Ministerio de Justicia de Alemania recomienda analizar las oportunidades y los riesgos asociados a la tecnología “blockchain” en el ámbito de los “smart contracts” (contratos que se ejecutan por sí mismos automáticamente sin que medien terceros entre los participantes individuales).

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir