Digital

CÓMO HACER POLÍTICA EN INTERNET

Las nuevas tecnologías han influido la forma de hacer política. Muestra de ello son las últimas campañas electorales de Clinton y Obama. Ambos hicieron uso de las nuevas redes sociales para generar debate en la red y aprender de las opiniones vertidas por los internautas. Además, Hillary Clinton está tan “digitalizada” que lanzó su candidatura y la retiró a través de su página web.

Si en 2004 triunfaban los blogs este año es el de las comunidades virtuales. Según el socio director de MAS Consulting Group, Daniel Ureña, las redes sociales “han dado voz a gente a la que no le interesaba la política”. Además, los candidatos demócratas a la Casa Blanca las aprovecharon en su momento para recaudar los donativos de sus militantes, según recoge el periódico Expansión.

Otro de los aspectos en los que resulta provechosa internet es la imagen. El posible futuro primer ministro británico, David Cameron, ha dado un aire nuevo a la imagen del Partido Conservador gracias a las nuevas tecnologías. “Es uno de los políticos que mejor uso ha hecho de ellas”, comenta Ureña.

En España, nos queda mucho por aprender pero ya se están dando los primeros pasos. En las pasadas elecciones, Rajoy y Zapatero crearon su perfil en Facebook para difundir sus programas políticos y hacer amigos. Gaspar Llamazares llegó incluso a dar un mitin en el mundo virtual Second Life. Otros como Bibiana Aído, Jordi Sevilla o Rosa Díez ya cuentan con su respectivos blogs que son actualizados, ya sea por ellos mismos o por su equipo, con cierta frecuencia.

“Es una manera de que sean vistos como ciudadanos normales” explica Jorge Santiago, director del Máster en asesoramiento de Imagen y Consultoría Política de la Universidad Pontificia de Salamanca. Ahora bien, “no por estar presente en internet el mensaje va a llegar a más personas. Hay que estudiar quién es el votante, su perfil, y ver si los esfuerzos son rentables o no”, matiza.

Aún así, los weblogs, microblogs y resto de servicios para alojar y compartir imágenes, vídeos y redes sociales, resultan provechosos a la hora de llegar de forma personalizada al receptor con un bajo coste. Además, ayudan a segmentar la audiencia. Para Urueña “las nuevas tecnologías tienen un efecto de regeneración de la democracia”. Aunque eso sí los políticos deben refrescar sus mensajes porque “en la mayoría de los casos se limitan a replicar sus viejas estrategias en los nuevos medios”.

De hecho, es importante actualizar nuestro espacio virtual. “La no actualización es peor que no tener presencia virtual, ya que puede tener un efecto boomerang y se puede volver en tu contra”, afirma Ureña. Un ejemplo, sería cuando el político crea webs, foros y blogs durante la campaña electoral y después se olvida de renovar los contenidos. El electorado se siente olvidado. Ureña concluye que “debe existir una adecuación a los códigos de internet”. Por ejemplo, la rapidez, accesibilidad, viveza y un lenguaje más directo y visual, son factores a tener en cuenta.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir