líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

CÓMO INTEGRAR NUESTRO CATÁLOGO EN UNA TIENDA VIRTUAL

1. Hay que aprovechar las ventajas que ofrece un banco de datos de productos que permita el proceso electrónico de datos. De este modo se excluyen los fallos que puedan producirse en la conversión y el trasvase de datos de una base a otra y se consigue que la información de la tienda esté siempre actualizada.

2. Hay que prestar especial atención a la veracidad y actualidad de los datos pmás esenciales sobre los artículos, especialmente el nivel SKU (Stock Keeping Unit) que permite saber si hay unidades disponibles.

3. Permita que el proceso electrónico de sus datos influya en la estructura de la web. Los productos pueden ubicarse de distintas maneras en su tienda virtual (ofertas especiales, últimas rebajas…) en función de alguno de los parámetros que recoja su banco de datos (número de artículos en stock, volumen de compra del cliente, etc.).

4. A veces es complicado que el surtido aparezca en la web de manera similar a como lo hace en nuestro catálogo de papel. Internet puede sin embargo utilizar elementos reforzadores que no podemos permitirnos en los catálogos.

5. Lo que nunca debemos hacer es renunciar a las páginas “stopper” –las más llamativas, las que contienen las mejores ofertas- tan eficaces en el catálogo impreso. Éstas tienen el mismo efecto en Internet que en el papel.

6. Si su catálogo en papel tiene una línea muy definida, conviene imitar su “look” en la red (colores, logotipos, titulares, etc.). No hay nada que confunda más al cliente que hacerle variar sus costumbres. Pero aún así deben aprovecharse las posibilidades de la web; el peor error es “volcar” un catálogo de forma estática en Internet.

7. Conviene destacar también en Internet con elementos creativos aquellos productos de su catálogo impreso que han demostrado ser líderes de ventas.

8. El cliente debe poder realizar su pedido en tres clics. No hay nada peor para un cliente dispuesto a comprar que encontrarse con molestas funciones que incomoden este proceso.

9. También conviene que su cesta de la compra tenga una estructura clara que permita al comprador ver claramente la cantidad que está gastando. Cerca de la caja no debe haber ningún banner llamativo que pueda desviar la atención de quien está dispuesto a pagar.

10. Además de la disponibilidad permanente, otra gran ventaja de las tiendas virtuales es la posibilidad de ofrecer contenidos complementarios. Puede permitirse incluir páginas de contenido que fomenten la venta cruzada de productos.

 

ABIERTO EL PLAZO DE INSCRIPCIÓN PARA CANNESAnteriorSigueinte¿QUÉ DEFINE EL OPT-IN?

Noticias recomendadas