Digital

Cómo medir el ROI de una estrategia basada en el marketing de contenido

Elaborar un blog de empresa es una buena idea para que las compañías se acerquen a los usuarios, pero no sólo hay blogs de empresas en la red, también hay una gran número de blogs personales, debido a que internet sirve como herramienta gratuita para todos.

Antes de que internet pusiera la publicación y distribución de herramientas en manos de todos de forma gratuita, las empresas que querían exponer su marca pagaban por el tiempo y/o colocación en un tercero. Muchos aún lo hacen, pero se está produciendo un cambio a nivel general hacia la creación de contenidos propios de una marca y su difusión a través de los medios sociales.

De acuerdo con Content Marketing Institute, el 68% de las empresas declaran que están cambiando el presupuesto de la publicidad tradicional destinando más fondos a este nuevo tipo de marketing online. Pero medir el retorno de esta inversión (ROI) es complicado.

Nueve de cada diez organizaciones comercializan con contenidos, de acuerdo a un reciente estudio de B2B. Compañías como Mint, American Express y Hubspot están compitiendo con empresas que trabajan en medios tradicionales creando sus propios contenidos en la web. Ya están obteniendo resultados, aunque no necesariamente en forma de publicidad, sino obteniendo consumidores potenciales, suscriptores y creando conciencia de marca.

Pero el contenido cuesta dinero, y medir los resultados reales es importante. El problema es que no todas las herramientas son buenas en cuanto a la medición del ROI. A continuación incluimos 3 pasos para averiguar de una forma sencilla si tu estrategia en producción de contenidos está siendo efectiva:

1. Entiende lo que estás midiendo:

Puedes basarte en una lista de correo o suscriptores de RSS, registros de usuarios, una llamada telefónica, una venta o cualquiera de las interacciones del usuario. Por eso, el primer paso para medir el ROI es establecer una meta.

Si tu objetivo es aumentar la cantidad de inscripciones de usuario, primero tienes que conocer el punto de partida y después observar si tus esfuerzos consiguen aumentarlas.

2. Busca formas de medir tus primeros resultados:

A no ser que comiences con una gran audiencia desde el primer momento, tardarás un tiempo en construir relaciones con clientes potenciales. Por eso hay una serie de herramientas que te pueden ayudar a comprobar tu progreso: número de “me gusta” a través de Facebook, retweets, veces que se comparten tus contenidos en Linkedln y otras redes sociales, reblogs, comentarios, tiempo de permanencia en una página, páginas vistas por cada usuario, seguidores, menciones,…

3. Mide todos los indicadores de conversión:

Desde un punto de vista práctico, las conversiones de medición puede ser tan simple como la instalación de Google Analytics, o mantener una hoja de cálculo de los cables o incluso marcas de graduación en una pizarra.

Mientras que el seguimiento de los números de conversión RAW es importante, también es crucial medir los indicadores secundarios, que pueden ser: calidad de las relaciones, periodo de retención, vida de cada conexión, ciclo de ventas o la cantidad de nuevos consumidores por cada publicación.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir