Digital

¿Cómo podrían afectar los bloqueadores de anuncios al modelo de suscripción libre de publicidad que prepara YouTube?

bloqueadores de anuncios publicidad ad blockersNo es ningún misterio el motivo por el que YouTube va a ofrecer una versión premium sin publicidad a los suscriptores que paguen. Ya hay millones de espectadores potenciales que no pagan nada por una experiencia sin publicidad gracias a los bloqueadores de anuncios, y un modelo de suscripción probará si los gorrones digitales están dispuestos a pagar cuando se les da la oportunidad.

El bloqueo de anuncios es una preocupación creciente en la industria de la publicidad, a la altura de la visibilidad, el fraude y la piratería. El número de personas que utilizan algún software de bloqueo de anuncios, como Adblock Plus o AdGuard, entre otros, va en aumento. Y a algunos observadores del sector consideran que el fenómeno está relacionado con un aumento de la publicidad de vídeo, y más concretamente, con YouTube.

“Mucha gente culpa a YouTube del uso de los bloqueadores de anuncios”, señala Zack Sinclair, director general de FairBlocker, una empresa de software de bloqueo de anuncios, ya que mientras que “los anuncios display son fáciles de ignorar”, en la plataforma de vídeos se puede ver cuánto tiempo exactamente se desperdicia viendo anuncios.

Los consumidores con bloqueadores de publicidad también pueden evitar los anuncios en los portales de noticias y de entretenimiento y en las plataformas de televisión digital como Hulu, matando por igual a los anuncios banners o de vídeo pre roll.

La inversión en publicidad de vídeo digital aumentó casi un 60% en 2014 respecto al año anterior. Durante el mismo período, el número de usuarios de internet que utiliza bloqueadores de publicidad creció de los 54 millones a los 121 millones. Hoy en día, casi 150 millones de personas han descargado el software de bloqueo de anuncios, de acuerdo con un informe de PageFair y Adobe.

La publicidad digital es un negocio de 60.000 millones de dólares anuales en Estados Unidos, donde más del 25% de los internautas tiene bloqueadores de publicidad, según algunas estimaciones. Ahora, la industria está intentando persuadir a los consumidores de pagar por el contenido o bien de convencerlos de que la publicidad es necesaria. FairBlocker, que se lanzó en febrero, permite a los suscriptores pagan por ver el contenido que quieren sin anuncios. Sinclair dijo que la compañía tiene cerca de 50 clientes que pagan hasta 15 dólares por cada 1.000 visitas en las webs que visitan.

YouTube tiene su modelo de suscripción a punto. Google también está desarrollando una red de colaboración, actualmente en fase de prueba, que permite a los usuarios pagar por una experiencia sin publicidad con editores participantes.

Frederic Montagnon, CEO de Secret Media, una empresa de tecnología que ayuda a los editores a evitar los bloqueadores de publicidad, no cree que los pagos de los usuarios puedan compensar la pérdida de ingresos de publicidad. Además, cree que los usuarios que utilicen bloqueadores de publicidad, que no ven anuncios, “no verán ninguna razón para pagar a YouTube –o a cualquiera- para evitarlos”. Sólo el 2% de los usuarios de internet estaría dispuesto a pagar el coste cubierto por la publicidad para acceder a la información online, dice Secret Media.

Cada internauta estadounidense vale más de 215 dólares al año en ingresos por publicidad digital, de acuerdo con estadísticas de eMarketer. Sin embargo, los usuarios de bloqueadores de anuncios son probablemente mucho más valiosos, ya que suelen ser grandes consumidores de internet, señala Montagnon. Según sus estimaciones, el usuario medio tendría que pagar a Google alrededor de 60 dólares al año para compensar la pérdida de ingresos si opta por no ver anuncios. Pero considera que otros usuarios de bloqueadores de anuncios podrían valer 10 veces más que eso, dice.

El software bloqueador trabaja evitando que las redes sirvan anuncios o simplemente oculten los anuncios después de que se hayan visto. Los defensores de la ausencia de la publicidad a menudo saben que están sofocando el negocio de los sitios que frecuentan, pero la tentación es grande.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir