líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Digital Marketing

Posicionar un negocio

Cómo posicionar un negocio en Internet en 2020

Internet es un método muy efectivo para aumentar el impacto de una empresa sobre el público, conseguir más y mejores clientes y, en definitiva, prosperar como empresa.

En  la actualidad, un negocio sin presencia en Internet, es un negocio que está perdiendo oportunidades de desarrollo. Cualquier empresa desea que suba su facturación y sus beneficios y, para muchas, la clave está en dar el paso a Internet.

Es verdad que el mundo online no es una bola mágica en la que todos los deseos de los emprendedores se hagan realidad, sin embargo, sí es un método muy efectivo para aumentar el impacto de una empresa sobre el público, conseguir más y mejores clientes y, en definitiva, prosperar como empresa.

Además de ser una fuente internacional de clientes, donde podemos llegar desde Europa hasta Asia con apenas un par de clics, Internet ofrece a las empresas la posibilidad de aplicar todo tipo de acciones de marketing encaminadas a aumentar las ventas, como puede ser el Black Friday.

No obstante, aún a día de hoy son muchas las empresas que, a pesar de querer dar el cambio al mundo online, no saben por donde empezar. Por este motivo, en el día de hoy vamos a hablar sobre los primeros pasos que cualquier empresa debe dar para posicionar su compañía en Internet. Es un proceso más sencillo de lo que muchos imaginan, pero eso no significa que no haya que trabajar en él duramente.

Traslada tu marca al mundo online

Lo primero de todo será trasladar tu marca al mundo online. Para esto, el primer paso es conseguir un dominio que refleje el nombre de tu marca para que sea la cabecera de tu web. De esta forma, estarás posicionando tu nombre y haciendo que la gente lo conozca por este medio.

Además, también debes preocuparte por tener listas imágenes corporativas, tu logotipo e incluso tu propia tipografía, para crear desde cero una marca cohesionada que impacte en sus clientes siempre con la misma imagen.

Además de tener lista tu imagen corporativa, también debes dar de alta tu empresa en todo tipo de redes sociales (aunque en principio no las vayas a utilizar) y crear una serie de correos electrónicos corporativos para poder comunicarte online con clientes, socios y proveedores.

– Crea tu web a medida

Hoy en día, lo más sencillo para cualquier emprendedor que quiera trasladar su negocio a Internet es crear su propia web con un servicio como WordPress. Se trata de una forma de hacer webs que es realmente sencilla y da resultados.

Dedicándole un poco de tiempo a conocer cómo funciona esta herramienta podremos construir desde cero y a nuestro gusto una web corporativa funcional que, al menos, sirva de fuente de información para los clientes. Hay que tener claro que la web será lo primero que vean nuestros clientes cuando busquen la marca en Internet, por lo que debemos crear contenidos interesantes que los dirijan a hacer lo que nosotros queramos.

De igual modo, no te olvides y consulta un servicio de mantenimiento en WordPress, que te vendrá muy bien para ahorrarte problemas y con el que podrás solucionar fallos y errores en tan solo unos minutos, para que tu web vuelva a funcionar con normalidad cuanto antes. En Internet, como en cualquier otro medio, hay cosas que fallan, por eso el mejor consejo es adelantarse y contar siempre con profesionales técnicos que puedan encontrar soluciones a aquello que vaya surgiendo.

– Gestiona tus redes sociales

Otro punto de extrema importancia en el mundo corporativo online es la gestión de las redes sociales. Al fin y al cabo, las redes sociales han supuesto un punto de encuentro increíble entre empresas y consumidores, en las que se puede tener comunicación directa y de las que se obtienen muchísimos datos que ayudan a las empresas a optimizar sus servicios.

Por este motivo, es muy importante trabajar los perfiles de redes sociales, creando contenido interesante para los usuarios, ofreciéndoles concursos y descuentos y, por supuesto, analizando sus comportamientos para poder ofrecer productos que sepamos que van a triunfar.

Por otra parte, la gestión de las redes sociales corporativas es un punto totalmente a favor de las empresas para que aumenten su visibilidad y, sobre todo, para que consigan la confianza de sus clientes.

Crea contenido de valor

El contenido de valor es un tema que, en la actualidad, se ha vuelto imprescindible para cualquier empresa. Los clientes necesitan cada vez más contenido para entender y sacarle el máximo partido a todo lo que compran, además de por que esperan que sus marcas favoritas compartan con ellos los mejores consejos y trucos.

Para crear contenido de valor, lo principal es tener los medios donde publicarlo. Se puede empezar con una newsletter online que se envíe por correo electrónico o, incluso, con un blog. De hecho, en el propio WordPress se puede tener también, además de una web o tienda online, un blog donde ir subiendo contenidos actualizados sobre los propios productos o servicios o acerca de las tendencias del sector.

Este es un punto importante porque permite que las empresas evalúen más de cerca qué es lo que le interesa a sus clientes y les ofrezca contenido actualizado y de calidad que verdaderamente les sea útil para comprender aquello que vayan a comprar.

Publicidad online: la inversión obligatoria

Finalmente, el último punto indispensable que cualquier empresa debe trabajar cuando quiera posicionarse dentro del mundo online es la publicidad. Así sea publicidad en buscadores como Google con su servicio de Adwords o en Redes Sociales como Facebook o Instagram, lo cierto es que es necesario que las empresas inviertan parte de sus beneficios en crear anuncios para su público.

Esta es una estupenda estrategia que, sin duda, dará resultado y servirá, por una parte, para conseguir aumentar la facturación y el número de clientes y, por otro, para aumentar la visibilidad de la marca y darla a conocer entre el público.

Lo bueno de la publicidad online es que, además de ser bastante más efectiva y medible que la publicidad tradicional, también es infinitamente más asequible. Cualquier empresa podrá captar nuevos clientes y ampliar su potencial con apenas invertir unos euros al mes en anuncios online.

El streaming libre de anuncios, todo un reto para los especialistas en marketingAnteriorSigueinteLa XVI edición de El Chupete incrementa en un 30% su número de inscripciones

Noticias recomendadas