Digital

¿Cómo será la monitorización en la era post-cookies?

cookiesNo son pocos los expertos que se aventuran a gritar a los cuatro vientos el fin de las cookies. Pero, ¿se han parado a pensar qué sería de la publicidad en un mundo post-cookies? En términos de segmentación, la industria publicitaria tendría que ingeniárselas para hacer llegar sus mensajes al consumidor sin los pequeños “trucos” que son las cookies y que permiten conocer qué buscamos los usuarios en la red. De acuerdo con una investigación del IAB, las nuevas tecnologías tendrán un papel destacado cuando demos nuestro adiós definitivo a las cookies.

El futuro de las cookies está en las cabezas pensantes de los profesionales de la publicidad digital mientras Facebook, Google y otras empresas del sector tecnológico anuncian ganancias. La industria del marketing confía en los códigos para enfocar sus anuncios en función de sus gustos o hábitos de búsquedas. Del ordenador al smartphone, y de ahí que la IAB haya propuesto segmentar a la audiencia por los dispositivos que utilizan.

Pero, ¿se ha preguntado alguna vez cómo funcionan estas cookies? El procedimiento es sencillo. Todas las empresas añaden unos códigos en sus portales digitales y al entrar, el usuario queda anclado a ese código y viaja con él por la red. De ahí, los marketeros crean perfiles sobre los intereses de la gente.  En la propuesta alternativa, empresas como Apple, Samsung o Google proporcionarán información sobre sus usuarios a los expertos en marketing. La idea es asignar un número y compartirlo. Con smartphones y tablets será igual.

Una de las debilidades de las cookies es que no pueden seguir a la gente a través de diferentes buscados y pierden el rastro cuando eliminan las cookies.  También que los móviles no funcionan bien con este tipo de datos e incluso no pueden saber si una misma persona hace una búsqueda desde el móvil o el ordenador.

Los identificadores de dispositivos ayudan a los consumidores a tener mayor control sobre su privacidad. Con un único identificador, los usuarios pueden determinar si quieren ser “controlados”. El IAB propone también un tablón sobre la privacidad que permita accionar un encendido o apagado para determinar sus preferencias de anunciantes. Por último, la última propuesta de IAB es la de monitorizar información en la nube, una opción algo oscura porque no se sabría quién controlaría la información.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir