Digital

La inteligencia artificial y su impacto (brutal) en el universo laboral

Como un elefante en una cacharrería: así irrumpirá la inteligencia artificial en el trabajo

El 63% de los trabajadores es plenamente consciente de que en el transcurso de los próximos cinco años la inteligencia artificial tendrá una influencia de primer orden en el trabajo.

inteligencia artificialLa inteligencia artificial, que hasta hace no mucho era aprehensible única y exclusivamente a través del cine y la literatura de ciencia ficción, promete provocar un terremoto con muchísimos grados en la escala de Richter en el universo laboral. Y los trabajadores (esos a los que los robots podrían dejar compuestos y sin trabajo) son plenamente conscientes de la automatización que se ve avecina en el universo laboral.

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por el instituto IMWF y la empresa de investigación de mercados Toluna, el 63% de los trabajadores tiene totalmente asumido que en el transcurso de los próximos cinco años la inteligencia artificial tendrá una influencia de primer orden en el trabajo.

Está claro que la inteligencia artificial cambiará completamente el paisaje laboral en un futuro no demasiado lejano, pero ¿qué trabajos se verán más afectados por la automatización?

El 42% de las 2.000 personas consultadas en su informe por IMWF y Toluna cree que la inteligencia artificial terminará asumiendo buena parte del trabajo de oficina (en particular para tareas de tipo organizativo).

También se verá inevitablemente mediatizada por las máquinas la asesoría del cliente (33%). La predicción del comportamiento del cliente (que de tantísimo protagonismo disfruta en la galaxia marketera y publicitaria) estará también a merced de la automatización, según el 31% de los consultados.

Aun así, y pese a que la inteligencia llega pisando con muchísima fuerza al mundo laboral, los trabajadores de carne y hueso evitan dejarse llevar por el pánico y sólo una tercera parte cree que la automatización tendrá efectos irreversibles en su día a día laboral en el transcurso de los próximos cinco años.

Los más jóvenes (más familiarizados con las nuevas tecnologías) son, eso sí, más sensibles a los potenciales efectos de la inteligencia artificial en el trabajo. De hecho, sólo el 17% de los empleados con edades comprendidas entre los 18 y los 29 años considera que la inteligencia artificial no cambiará sustancialmente los procederes laborales (en lo que atañe a su propia profesión). Este porcentaje pega el estirón hasta llegar al 41% en el caso de los trabajadores mayores de 60 años.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir