Digital

¡Con la iglesia hemos topado! Los robots quieren robar también el trabajo a los curas

¿Sería capaz de tomarse en serio las bendiciones repartidas por un robot? Antes de precipitarse a responder a esta pregunta (aparentemente descabellada) con un rotundo "no", debería saber que los "sacerdotes robóticos" podrían ser una realidad más pronto que tarde en las iglesias.

Que se lo digan, si no, a BlessU-2, un robot afincado en Wittenberg (Alemania) que es capaz de repartir bendiciones en cinco idiomas diferentes y de recitar pasajes de la Biblia, según recoge el diario The Guardian.

El bueno de BlessU-2 no aspira a convertirse (todavía) en un reemplazo para los sacerdotes, pero en la misma ciudad donde Martín Lutero inició la reforma protestante hace 400 años este simpático robot ha abierto inevitablemente el debate sobre la irrupción de la inteligencia artificial en los muros de la iglesia (para sustituir quizás a largo plazo a la curia).

“Queremos que la gente considere la posibilidad de recibir bendiciones por parte de una máquina y también valorar si se necesita realmente una persona de carne y hueso para este menester”, explica Stephan Krebs, miembro de la iglesia protestante que está detrás de esta sorprendente iniciativa robótica.

El funcionamiento de BlessU-2 no difiere a priori demasiado de los quioscos digitales para pedir menús de McDonald’s. El feligrés debe simplemente seleccionar un idioma (entre los cinco que domina BlessU-2) y elegir la bendición que anda buscando.

A continuación, el robot alza sus brazos, emite luces en las palmas de sus manos y recita al parroquiano la bendición previamente solicitada. Y no sólo eso. Si el usuario lo pide, BlessU-2 imprime una copia de la bendición.

El robot tiene conocimientos de inglés, alemán, español, francés y polaco y puede hablar (para gustos los colores) tanto con voz masculina como femenina.

BlessU-2 no es exactamente un dispositivo provisto de inteligencia artificial, puesto que no toma decisiones por sí mismo y se limita a reproducir archivos de audio previamente almacenados. Pero aun así resulta interesante la irrupción (potencialmente rompedora) de la robótica en el universo eclesiástico.

Si en el futuro surgiera una inteligencia artificial capaz de analizar la Biblia y actuar en consonancia con las enseñanzas allí alojadas, ¿podríamos tildar a dicha inteligencia artificial de cristiana? ¿Es la religión única y exclusivamente para consumo humano?

Aún es pronto para responder a estas preguntas, pero la pareja formada por inteligencia artificial y religión dará lugar probablemente a muchísimos titulares en un futuro no muy lejano.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir