líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La diversidad racial continúa siendo un problema en Silicon Valley

desigualdad racial laboral etnica silicon valleyAunque los gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Twitter están intentado tener mayor diversidad étnica, racial y de género, lo cierto es que aún están lejos de representar la realidad de América.

Pese a que los afroamericanos representan alrededor del 13% de la fuerza laboral estadounidense, estos están insuficientemente representados en las mayores empresas de tecnología con apenas un 7% de cuota aproximadamente, de acuerdo a un informe de Mother Jones, que manifestaba que hay menos empleados negros juntos de todas estas empresas que en un vuelo regular de un Airbus A380 en América.

Ante este contexto, el medio estadounidense Digiday habló con un trabajador negro de Silicon Valley para preguntarle qué se siente al ser una minoría en la industria de la tecnología. El joven, que prefirió mantener su anonimato, comenzó aclarando que considera que puede hablar en nombre de toda la comunidad negra, ya que como ocurre con los latinos o los negros de otras industrias o empresas, todos se conocen y hablan entre sí de forma frecuente. De hecho, reconoció que incluso esto puede ser motivo para conseguir un trabajo, y en su caso cree que en una ocasión logró un puesto porque la reclutadora era de color.

Una de las declaraciones más impactantes de la entrevista es lo referido a la contratación. El trabajador revela que son los propios equipos de reclutamiento quienes los buscan y les dicen “Oye, necesitamos más negros, latinos, mujeres, homosexuales para este puesto”. Para él, todo esto no tiene sentido. «Somos personas viviendo en los márgenes de la existencia tecnológica, ¿y somos nosotros los encargados de enmendarlo? Por supuesto, las empresas de tecnología están impulsando iniciativas de diversidad. Pero tienden a priorizar otras cosas sobre la diversidad».

El entrevistado achaca parte de los problemas a que se trata de una industria “incestuosa”, puesto que el personal únicamente se mueve por una serie de empresas, como Microsoft, Yahoo!, Google, y poco más. Por ello anima a buscar personal más allá de las compañías de siempre y no a contratar a personas de los mismos sitios y universidades. «Hay que ir reclutar a otro lugar”.

Al oír su relato, se percibe que el joven no tiene pelos en la lengua a la hora de criticar la falta de diversidad en la industria y a veces pregunta en algunas reuniones: “¿Por qué soy la única persona negra en esta reunión?”. Incluso en ocasiones tiene la sensación de que la gente le mira por ello y de que esto es motivo de mofa junto a los latinos. “Esto me ha hecho hiperconsciente. A veces escucho a los artistas o raperos de la vieja escuela porque me siento privado de la cultura negra. También paso más tiempo con los guardias de seguridad y el personal de limpieza”.

También confiesa que estas cosas le afectan y que no siempre va feliz a la oficina porque siente que no encaja. “La gente va allí y hablan de crossfit. Yo no voy a crossfit. Muchas personas negras no lo hacen”. Eso sí, destaca que a pesar de estos sentimientos, el personal de dirección no les trata de forma distinta. “No era como si yo no estuviese recibiendo oportunidades porque era negro. Pero está ahí”.

Por último, el empleado también habló de que la diversidad racial no es lo único que falla en Silicon Valley, ya que raramente se habla de la edad de los trabajadores. “Por lo general, todo el mundo en una empresa de tecnología tiene menos de 30. Ver a alguien con el pelo gris es como ver a un unicornio”.

 

Sonia Fuertes nueva Directora de Cuentas de InitiativeAnteriorSigueinte#EnamoraMKD: Enamorando al consumidor

Noticias recomendadas