Digital

Luz verde definitiva a la reforma del copyright en la Unión Europea

El Consejo de la UE ratifica la directiva del copyright

La nueva directiva del copyright es ratificada por el Consejo de la UE, a pesar del voto en contra de Luxemburgo, Holanda, Finlandia y Suecia.

ue-directiva-copyright

En el trámite final para dar validez a la polémica reforma del copyright, aprobada por el Parlamento Europeo el pasado 26 de marzo, el Consejo de la Unión Europea ha ratificado la nueva Directiva sobre los derechos de autor en el mercado único digital.

Los puntos más discutidos del texto son los artículos 11 y 13 (ahora 15 y 17), apoyados por los creadores y editores, pero criticados por los gigantes digitales, como Google, y por los defensores de la libertad de expresión en la red.

Esta nueva legislación podría cambiar internet tal y como la conocemos. Según sus detractores, significa el comienzo de una peligrosa era en el que se ataca a la esencia misma de la World Wide Web.

Por su parte, la Unión Europea defiende la reforma, ya que, más allá de estos dos polémicos artículos, permitirá modernizar la legislación para adaptarla a la sociedad digital. Estos son los textos de la discordia:

Artículo 11 (ahora 15): usos digitales de las publicaciones de prensa

Con esta medida, la Unión Europea plantearía la implantación de una especie de tasa Google o Canon AEDE. Los editores de publicaciones de prensa podrían gestionar sus derechos de autor, cobrando o no a quienes les enlacen o les usen de fuente. Enlazar o citar se convertiría en un verdadero problema tanto en la práctica como en su gestión y sus consecuencias legales.

Artículo 13 (ahora 17): vigilancia de contenidos protegidos por parte de proveedores

En este caso, la normativa obligaría a las plataformas de contenidos a monitorizar lo que los usuarios suben para comprobar si se violan o no los derechos de autor. Cada servicio tendría que crear un sistema tipo Content ID de YouTube que permitiría detectar violaciones de los derechos de autor. No solo de música, sino de cualquier contenido. Esto afectaría a sitios como Wikipedia (aunque la UE planteó este caso como una excepción) o GitHub, que abogan por la libre compartición de información y conocimiento.

A pesar de que Luxemburgo, Holanda, Finlandia y Suecia han votado en contra y Bélgica, Estonia y Eslovenia se han abstenido, la directiva ha sido apoyada por la mayor parte de los "grandes" de la Unión Europea. Alemania, cuya postura era dudosa, ha aprobado finalmente el texto; España también ha votado a favor de aprobar la directiva.

Sin embargo, el efecto de la reforma no será inmediato. Los países cuentan con un plazo máximo de dos años para transponer la Directiva a su propia legislación nacional. Será entonces cuando se pueda valorar su impacto real.

Te recomendamos

Inspirational

vueling

A3Media

The trade lab

Compartir