líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cómo ahorrar pidiendo un préstamo online

Consejos para pedir un préstamo online

Trucos y claves para perder el miedo a solicitar un préstamo online tras la crisis del COVID-19 y la cuarentena.

préstamo onlineLos recientes acontecimientos a nivel mundial han catapultado de manera exponencial nuestro consumo online. Si bien todos sabíamos que internet era el futuro, la reciente crisis sanitaria nos ha adelantado el cambio tecnológico que estaba por llegar. Hemos tenido que acostumbrarnos al teletrabajo o la educación a distancia, y las empresas de servicios por internet no han dado a basto con la alta demanda.

Si te has visto afectado por la cuarentena en el ámbito laboral, puede que hayas planteado pedir un préstamo ahora que estamos en la nueva normalidad. Y con el cambio de hábitos, y especialmente con lo exigente que se ha vuelto la banca tradicional, también es problema que hayas planteado la posibilidad de pedir un préstamo online.

Como todo lo digital, a veces tenemos nuestras reticencias. Y es que cuando se trata de endeudarse, es normal que tengamos desconfianza de adquirir un préstamo con una financiera cualquiera. La falta de contacto físico nos puede hacer desconfiar de este tipo de préstamo. Pero tenemos unos cuantos trucos para que puedas solicitar un préstamo online sin miedo.

Ahorrar pidiendo un préstamo online

Lo primero que deberías intentar es asegurarte de que el préstamo es fiable y no una estafa. Intenta acudir a marcas conocidas, y puedes usar comparadores de préstamos como Top5Credits.com, en los que analizan los productos para detectar timos o letras pequeñas, además de que podrás ver sus pros y contras. 

Una vez escojas una financiera online, asegúrate de que puedes optar a la oferta que te propongan. Muchas veces los préstamos anuncian condiciones que raramente se podrán aplicar. Por ejemplo, si formas parte de ASNEF, no podrás pedir créditos en la mayoría de financieras, si no que tendrás que buscar específicamente un préstamo con ASNEF.

Ya con la financiera elegida, siempre verifica los Términos y Condiciones de tu préstamo antes de finalizar el proceso. Aunque pocas entidades te darán información falsa, puede que algunos detalles de la letra pequeña te interesen, como gastos desorbitados de mora o imposibilidad de amortizar el crédito.

Evita el phishing

La privacidad en Internet es muy importante. Esto es debido a que el phishing, un tipo de estafa online, se aprovecha de obtener tus datos para luego usarlos en su favor. Por ejemplo, puedes recibir un correo de la financiera pidiéndote datos bancarios para que luego sean ellos quienes los usen a su favor.

Una financiera seria no pedirá tus datos por correo electrónico. Siempre se solicitarán a través de un formulario web totalmente seguro o a través de terceras aplicaciones como Instantor, que garantiza tu privacidad. 

También cuídate de falsas financieras que simplemente te solicitarán datos para venderlos a terceros. Asegúrate de que estás contratando un préstamo y no regalando tus datos.

Sé responsable

Muchas veces nos endeudamos sin motivo justificado. No pidas un préstamo si no lo necesitas realmente o no puedes pagarlo. Vivimos en tiempos de incertidumbres, y sectores como la hostelería están en un momento muy delicado. Si no tienes claro tu futuro, y no es totalmente necesario pedir un crédito, no lo hagas.

Comprarte un coche si no lo necesitas o endeudarte para celebrar una boda son cosas que pueden esperar. La certidumbre que teníamos antes hoy no es tal, así que intenta no acabar peor que antes de pedir tu crédito.

 

Primark planea abrir cuatro nuevas tiendas en España a partir de octubreAnteriorSigueinteEl vertiginoso crecimiento del e-commerce obliga al sector a innovar en sus servicios

Noticias recomendadas