Digital

Consumidores y editores señalan las graves consecuencias del pacto entre la UE y Google

google europaTras conocerse el principio de acuerdo entre la Unión Europea y Google las reacciones no se han hecho esperar. Los editores del viejo continente, agrupados en la Asociación de Periódicos Europea (ENPA) y la Asociación de Revistas Europeas (EMMA) han sido los primeros en alzar sus voces para mostrar su disconformidad con este acuerdo.

Según esto, el principio de acuerdo entre Bruselas y Google para que la compañía evite la multa a la que se arriesga por abuso de posición dominante, tendría una “efecto devastador” tanto para la prensa como para el resto de sectores creativos.

En palabras de los editores, este acuerdo “no impedirá el mantenimiento abusivo de la promoción de los propios servicios de Google”. El principio de acuerdo al que ha llegado la Comisión de Competencia de la UE con Google debe ser sometido ahora a la opinión de los principales competidores del buscador para determinar si se puede cerrar definitivamente el caso.

Ante esto, los editores muestran su rechazo a esta tercera propuesta presentada por Google y que ha recibido el visto bueno por parte de Bruselas. “No impedirá el mantenimiento abusivo de la promoción de los propios servicios de Google, sino que precisamente consagra la legalización de este favoritismo” explican los editores que consideran que los compromisos presentados por Google a la Comisión tienen “las mismas carencias que sus versiones anteriores, lo que los hace inútiles en el mejor de los casos”.

Los editores afirman sentirse “gravemente preocupados” porque Google “mantendrá inalterada su capacidad para degradar a su discreción a sus rivales en los resultados del buscador”. “Ninguna de las propuestas formuladas aborda la utilización continuada y creciente sin autorización de los contenidos titularidad de terceros” señalan.

Lo que los editores de prensa y revistas reclaman es una igualdad en el tratamiento en las búsquedas así como en el despliegue de contenidos para todas las webs y la no utilización sin obtención de consentimiento previo del contenido de los editores (periódicos, revistas, y editores online) más allá de lo indispensable, entre otras demandas.

Aparte de estas demandas exigen además que no se va a perjudicar directa o indirectamente a aquellas websites que restringen el uso del contenido por parte de Google.

Desde la Asociación Europea de Consumidores (BEUC) señalan que, con esta decisión, la Comisión “ha caído muy por debajo” del objetivo de garantizar que los consumidores europeos encuentren una oferta justo en lo que a búsquedas online se refiere.

La preocupación de los consumidores pasa ahora por el temor a que por ejemplo, a la hora de realizar búsquedas sobre comparativas de precios, sean beneficiadas aquellas empresas que tienen una mayor influencia comercial.

“Los consumidores deberían poder esperar unos resultados de búsquedas neutrales”, algo que “no es una realidad hoy debido a la naturaleza del modelo de negocio de Google” explica Monique Goyens, directora general de BEUC.

“Esperábamos que la CE remediara esto” añade y muestra su decepción ante la posible resolución que tomado este caso después de tantos años de trabajo. Critica además que el acuerdo entre Google y la CE se ha realizado “mayormente a puerta cerrada” y que “no se ha alcanzado la meta propuesta de luchar contra el abuso de una posición dominante en el mercado”.

Por su parte Google, se encuentra confiado en “resolver sus problemas” con la UE. Además Google muestra su confianza en que los “cambios significativos” que adoptarán en relación a su manera de operar en Europa resuelvan los problemas detectados por Bruselas.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir