líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los cambios que trae bajo el brazo la DMA

10 cosas que cambian con la entrada en vigor de la DMA, la ley que ata en corto a las "Big Tech"

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En virtud de lo previsto por la DMA, las "Big Tech" serán confrontadas de ahora en adelante con más escollos para desplegar todo su poder y no serán, por ende, tan omnipotentes.

El 7 de marzo entró en vigor la nueva Ley de Mercados Digitales (DMA) de la Unión Europea (UE), una norma que levanta el telón de nueva era para los internautas, aprovisionados de más derechos, y para las «Big Tech», que de ahora en adelante se toparán de bruces con más escollos para desplegar todo su poder y no serán, por ende, tan omnipotentes.

La DMA pone palos en las ruedas a los seis grandes proveedores de tecnología, los que la UE denomina «gatekeepers»: Google, Amazon, Apple, Meta, Microsoft y TikTok. Y llevará aún algún tiempo que los usuarios aprecien los efectos específicos de la nueva normativa, pero la DMA promete cambiar gradual (y radicalmente) la manera en que se utilizaban hasta ahora los smartphones y las redes sociales.

Los 10 grandes cambios que trae bajo el brazo la DMA son estos que diseccionamos a continuación:

1. Tiendas de aplicaciones alternativas

La apertura del iPhone a tiendas de aplicaciones alternativas de otros proveedores es probablemente el efecto más cacareado de la DMA. La actualización iOS 17.4 del sistema operativo para móviles de Apple hace realidad los prerrequisitos técnicos solapados a la nueva norma, si bien los «marketplaces» alternativos no están aún disponibles en el smartphone de la empresa de la manzana.

Así y todo, empresas como MacPaw o Mobinvention han anunciado ya tiendas de aplicaciones alternativas a la App Store de Apple para el iPhone. Esta opción no está, no obstante, disponible para el iPad, pues la relevancia de los tablets de la empresa de la manzana no es lo suficiente grande como para estar a merced de la DMA.

2. Libre elección de aplicaciones por defecto

Hasta la fecha había sido muy difícil o virtualmente imposible usar aplicaciones alternativas a apps preinstaladas como Safari en el iPhone o Chrome en los móviles con sistema operativo Android. Apple, sin ir más lejos, solo permite en el iPhone navegadores que echan anclas en su propia tecnología WebKit.

Con la entrada en escena de la DMA los usuarios dispondrán de más libertad a la hora de elegir las apps que desean utilizar por defecto en sus dispositivos móviles.

En virtud de lo previsto por la Ley de Mercados Digitales, los usuarios tendrán además la potestad de eliminar las apps preinstaladas por los fabricantes en su dispositivo. Hasta ahora la eliminación de este tipo de aplicaciones era particularmente compleja en el iPhone.

3. Acceso a los datos del usuario

La DMA permite que terceros (y rivales directos de las «Big Tech») puedan obtener el acceso a los datos del usuarios en condiciones justas y no discriminatorias. Y tales datos deben suministrados en un formato fácilmente legible por las computadoras.

El objetivo de la normativa de Bruselas es que los usuarios tengan un mayor control sobre sus datos personales y los puedan usar para varios servicios de manera simultánea. Este cambio da alas la innovación y la competencia, pues las compañías de nueva hornada podrán acceder a las bases de datos de empresas ya establecidas en el mercado.

4. Interoperabilidad de los servicios de mensajería

El fragmentadísimo mercado de los servicios de mensajería estallará en mil pedazos con la entrada en vigor de la DMA. Los usuarios de diferentes plataformas como WhatsApp, Signal o Telegram podrán comunicarse entre sí sin necesidad de cambiar de app.

La DMA obliga a los servicios de mensajería a garantizar la interoperabilidad en el plano técnico y a no desplegar prácticas anticompetitivas.

Queda por ver cómo cristaliza esta nueva opción, pues «players» como Signal o Threema han mostrado poco o nulo interés en la interoperabilidad (en buena medida porque desconfían de la protección de datos en WhatsApp).

5. Prohibición de la publicidad personalizada sin el consentimiento del usuario

La publicidad personalizada es absolutamente omnipresente en la red de redes y en las apps, pero muchos usuarios la contemplan como intrusiva. Por esta razón, la DMA veta la publicidad personalizada sin el consentimiento expreso del usuario.

El consentimiento debe ser voluntario, específico e informado. Y el usuario debe tener el poder de retirar su consentimiento en cualquier momento. ¿El objetivo? Tener un mayor control sobre sus datos personales y su privacidad.

6. Transparencia en los algoritmos

El funcionamiento de los algoritmos utilizados por las «Big Tech» para seleccionar resultados de búsqueda o recomendaciones de productos permanecen a menudo en la penumbra.

La DMA obliga a las compañías a dar cuenta del funcionamiento de sus algoritmos para garantizar así una mayor transparencia y que el usuario pueda comprender mejor las decisiones tomadas por tales algoritmos.

7. Justicia en los rankings

Hasta ahora las grandes empresas tecnológicas habían tenido la potestad de favorecerse a sí mismas y a sus propios productos en los resultados de búsqueda y en los rankings online. La DMA prohíbe de manera expresa esta práctica para garantizar un entorno más justo y competitivo en el que el usuario tenga a su disposición una compendio más amplio de productos y servicios.

8. Prohibición de la vinculación de servicios

Empresas como Amazon y Google se han valido a menudo de su poder en el mercado para vincular el uso de un servicio a la utilización de otro servicio. La compra de un eBook es, por ejemplo, a menudo única y exclusivamente posible cuando están vinculada a un eReader específico. La DMA pone punto y final a esta práctica y permite que los usuarios puedan elegir libremente entre diferentes servicios.

9. Mayor control del usuario sobre sus propios datos

La DMA robustece los derechos del consumidor y les concede mayor control sobre sus propios datos. De acuerdo con lo previsto en esta normativa, los usuarios pueden descargar, transferir y eliminar sus datos con más facilidad. Y debería ser asimismo posible transferir el perfil, las publicaciones, los «followers» y los «followings» de una red social a otra.

Con la DMA los usuarios podrán dar asimismo su consentimiento al uso de sus datos personales de una manera mucho más granular, de manera que estos puedan utilizarse solamente, por ejemplo, para productos y servicios muy específicos.

10. Mecanismo para presentar quejas

Los usuarios tendrán la posibilidad de contactar con un órgano receptor de quejas en el caso de que comentan quebrantos de la DMA.

Será de esta forma más sencilla garantizar el cumplimiento de la nueva normativa y proteger al usuario de prácticas injustas.

Si violan los preceptos recogidos por la DMA, las empresas se enfrentarán a multas de hasta el 10% de su facturación anual global y de hasta el 20% de sus ingresos si incurren en infracciones reiteradas de la normativa.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

Temas

Europa

 

Badebles Hotels confía su comunicación y relación con los medios a la agencia Flecher.coAnteriorSigueinte"Gate Ready es parte de nuestra estrategia para democratizar el acceso al entretenimiento digital", M. Kinal (G2A.com)

Contenido patrocinado