Digital

Cuando el e-commerce es políglota

Las empresas de e-commerce sienten en ocasiones que su país de origen se les ha quedado pequeño y tienen el deseo de crecer también en otros mercados, apoyadas por el carácter abierto y global del que es su hábitat: la red de redes. Sin embargo, cruzar la frontera puede ser en ocasiones traumático, sobre todo si el "viaje" implica un cambio de idioma. Para ayudar a las empresas de e-commerce a dominar el branding multilingüe, Econsultancy propone a continuación los siguientes consejos:

- Reflexionar sobre la manera en la que el nombre de la marca viajará internacionalmente y asegurarse de que éste no tiene “dobles sentidos” que puedan perjudicar después a la empresa.

- No dar por sentado que la mera traducción de la web será suficiente para que la marca dé el salto internacional. Hay que usar un lenguaje que se adapte a la forma de hablar del país y que suene natural, no artificial.

- No limitarse a traducir los textos de la web. Es necesario adaptar las imágenes, los colores y los gráficos del portal a las diferentes culturas con las que éste pretende conectar, pero sin perder la esencia de la web original.

- Utilizar diferentes creatividades en la publicidad del portal y también distintos CPCs.

- Adaptar los titulares de la web a los diferentes mercados en los que la marca aspira a estar presente.

- Ponerse en el lugar del cliente ideal de cada uno de los mercados que pretende conquistar la marca. En este caso, no hay nada mejor que el conocimiento local.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir