Digital Marketing

Cuando los códigos QR se convierten en un "quiero y no puedo"

Los códigos QR van camino de convertirse en omnipresentes. Los anunciantes parecen haberse "enamorado" de este atractivo sistema para almacenar información, tanto que a veces se les olvida cuál es el verdadero cometido de los códigos QR: que el consumidor se fije en ellos y los pueda escanear con su smartphone. Quizá por ello, algunos anunciantes están apostando por emplazar códigos QR en sitios imposibles, extraños o definitivamente estúpidos. Econsultancy recoge a continuación algunos de ellos:

1. En el metro (cuando no hay wifi)

2. Donde los smartphones no llegan

3. En las revistas de aerolíneas

4. En los laterales de los autobuses urbanos

5. En las cabezas de los futbolistas

6. En la azotea de un edificio

7. En los programas de televisión

8. En los emails

9. Sin ningún tipo de información adicional

10. Cuando los códigos QR no redirigen al usuario a webs móviles

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir