Digital

Cuando los videojuegos se convierten en inquilinos de los museos

En la nueva exposición del Museo Smithsonian de Arte Americano de Washington las consolas de Playstation sustituyen a las tradicionales vitrinas. De hecho, la prestigiosa pinacoteca estadounidense se asemeja más a un salón de juegos que a un museo. La muestra "The Art of Video Games" confiere a los videojuegos el estatus de piezas artísticas y se lleva de paso por delante unos cuantos prejuicios.

El Smithsonian, cuya magnificencia exterior recuerda la de un templo griego, adopta un "look" mucho más contemporáneo en la exposición "The Art of Video Games". Tres salas del museo, engalanadas para la ocasión con luces estridentes, cuentan al visitante la apasionante historia de los videojuegos, una historia en la que hay lugar para mítico "Pac-Mac", para los "Space Invaders" y también para los best-sellers "Mass Effect 3" y "Uncharted 2".

Sin embargo, lo más atractivo de la muestra, que puede visitarse en el Smithsonian hasta finales del mes de septiembre, es su componente interactivo. Los visitantes tienen la posibilidad de jugar en pantallas gigantes a videojuegos como “Super Mario” o “Flower”.

Los videojuegos son también una forma de arte, asegura Georgina Goodlander, empleada del Museo Smithsonian, en declaraciones a Spiegel. “Los videojuegos combinan maravillosas visualizaciones con la narración de historias y la interactividad, inaugurando así una nueva forma de arte”, añade Goodlander.

“Casi nadie duda ya que los videojuegos forman parte omnipresente de nuestra cultura”, recalca Goodlander.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir