Digital Marketing

Los asistentes de voz, ¿enemigos del teletrabajo?

Cuidado: con el "home office" los (chismosos) asistentes de voz está más al loro que nunca

A algunas empresas les preocupa que durante la jornadas laborales desde casa puedan llegar a oídos de los asistentes de voz información de naturaleza sensible.

home office

Autora de la imagen: Yiyi Zheng

En los últimos meses gigantes tecnológicos de la talla de Apple, Amazon, Google y Microsoft han confirmado que analizan efectivamente los fragmentos de audio que llegan a los oídos de sus respectivos asistentes de voz. Argumentan que lo hacen únicamente con la intención de mejorar la calidad de las respuestas proporcionadas por sus asistentes de voz. La privacidad del usuario está, por lo tanto, totalmente garantizada, aseguran. Sin embargo, parece que las palabras salidas de los labios de estas empresas no bastan para tranquilar a algunos, en particular a aquellos que lidian en su día a día con información de naturaleza sensible.

Es, por ejemplo, el caso la firma británica de abogados Mishcon de Reya, que ha solicitado a los empleados que trabajan desde casa durante la cuarentena que apaguen los asistentes de voz presentes en sus hogares cuando estén manteniendo conversaciones con clientes (o que se abstengan totalmente de utilizar ciertos dispositivos durante su jornada laboral).

Entre los productos que Mishcon de Reya urge a sus trabajadores a no utilizar mientras trabajan desde casa se encuentran no solo los altavoces inteligentes y los smartphones sino también los vigilabebés, el dispositivo de seguridad de Amazon Ring y  todas las cámaras de seguridad en general. Así lo asegura Joe Hancock, socio del bufete de abogados, en declaraciones a Bloomberg.

¿Ponen los asistentes de voz en jaque la confidencialidad de las conversaciones mantenidas durante el "home office"?

De acuerdo con un reciente estudio emprendido por científicos de la Universidad Northeastern y el Imperial College de Londres, altavoces inteligentes como Google Home, Amazon Echo o Apple Homepod se activan entre 1,5 y 19 veces cada hora sin motivo aparente.

Aun así, los investigadores no han hallado pruebas fehacientes de que estos dispositivos escuchen deliberadamente conversaciones privadas.

En este sentido, desde Mishcon de Reya no temen tanto un eventual espionaje por parte de Amazon, Google y compañía como un posible hackeo de dispositivos de vigilancia baratos sin mecanismos apropiados de protección.

Conviene señalar, por otra parte, que algunas entidades financieras de Wall Street están siendo tan o más cautas que la firma británica de abogados en relación con el "home office". De hecho, algunas empresas han solicitado a sus empleados que no trabajen desde casa y que busquen localizaciones alternativas pertrechadas de infraestructuras especiales para mantener la confidencialidad en las comunicaciones.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir