Digital

Dar la lata al internauta con anuncios malos les termina saliendo caro a los medios online

anuncios onlineIncordiar al internauta con anuncios intrusivos y deliberadamente malos puede restar más que sumar a las arcas de los medios online. Así lo concluye al menos un reciente estudio publicado recientemente en Journal of Marketing Research.

Para llevar a cabo este informe sus autores pagaron a los participantes para que clasificaran una serie de anuncios online (tanto buenos como malos) que aparecían simultáneamente en pantalla junto con contenido no publicitario.

¿La conclusión? Que a los participantes hubo que pagarles una media de 0,153 céntimos adicionales por impresión cuando se veían en el brete de contemplar y clasificar anuncios malos que cuando la tarea que tenían por delante era simple y únicamente ver y clasificar contenido no publicitario. El coste de los anuncios malos es, por lo tanto, de 1,53 dólares por mil impresiones.

Teniendo en cuenta que el 53% de las impresiones publicitarias online tienen un CPM de entre 10 y 80 céntimos, los autores del estudio concluyen que los anuncios malos adelgazan más que engordan las cuentas de los “publishers”.

“Perseguir a gran escala el número de páginas vistas y de impresiones publicitarias se traduce a menudo en una rentabilidad decreciente y hace que las páginas web sean más vulnerables a los malos anuncios”, explica Jason King, CEO de la consultora Digital Content Next.

La tolerancia del internauta a los formatos publicitarios particularmente “latosos” depende, de todos modos, de un buen número de factores. Si la página web proporciona al usuario un servicio verdaderamente único, por ejemplo, la tolerancia es bastante más elevada que en aquellos “publishers” que no producen contenidos exclusivos.

El informe publicado en Journal of Marketing Research determina, por otra parte, que los anuncios malos pueden tener un impacto negativo en las tareas cognitivas del internauta. Los usuarios están en general más propensos a tomar notar de la publicidad online intrusiva, a quejarse de ella y a abandonar en último término la página web qu la aloja.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir