Digital

El blockchain de la realidad virtual verá la luz en 2018

Decentraland: ¿y si los usuarios fuesen los (únicos) dueños del mundo virtual?

Decentraland: ¿y si los usuarios fuesen los (únicos) dueños del mundo virtual?El desarrollo de la realidad virtual por parte de los grandes agentes tecnológicos del mercado ha dejado al descubierto el enorme potencial que alberga esta tecnología a la hora de no solo entretener al público, sino de ofrecerle experiencias de marca únicas.

Pero, si hasta ahora la experiencia virtual era más bien individualizada, ya hay quien se ha empeñado en convertirla en un fenómeno social en el que interactuar con los demás. Así lo confirman los recientes movimientos que se han producido en el sector, como la compra de AltspaceVR por parte de Microsoft o la aparición de numerosas plataformas en las que el aspecto social es central.

Facebook es una de las compañías que más ha apostado por esta tecnología como el siguiente paso en la evolución de su red social. Y es que, el objetivo es construir un espacio en el que los usuarios puedan compartir e interactuar con sus amigos y conocidos de manera virtual y para lo que ya ha invertido 250 millones de dólares.

Pero hay muchas otras más pequeñas que han lanzado varios productos al mercado como RecRoom, una plataforma de juegos con una financiación de 5 millones de dólares, en la que usuarios de todo el mundo pueden conectar y jugar unos contra otros.

Vtime, por su parte, permite explorar a hasta 4 personas al mismo tiempo diferentes mundos virtuales, así como hablar y grabar las interacciones entre los usuarios que utilizan tecnología como el eye tracking o la reproducción total del cuerpo y del habla.

Aunque, sin duda, los beneficios son muchos, la concentración de todo este contenido virtual en manos de unos pocos, se ha convertido en una preocupación y son numerosas las voces que apuestan por ceder un mayor control a los usuarios.

Para conseguirlo ha nacido Decentraland, el blockchain de la realidad virtual a través del que son los propios usuarios los que pueden conocer todas las transacciones que se realizan sin necesidad de intermediarios.

Este proyecto que pretende ver la luz a principios de 2018, busca incentivar la creación de contenido virtual de alta calidad por parte de los usuarios a través de la monetización y la retención del copyright.

La diferencia de Decentraland con respecto a otras plataformas es que los usuarios no solo son propietarios del contenido, sino también de la propia plataforma lo que implica, además, que son los encargados de regularla.

“Como está descentralizada y en contenido no se aloja en nuestros servidores, no tenemos el poder de modificarlo o censurarlo”, explica Ariel Meilich, fundador de Decentraland, en The Next Web.

Así, estas nuevas iniciativas abren todo un abanico de posibilidades para los usuarios que tienen ante sí nuevas oportunidades de negocio, de creación de contenido y de monetización a raíz de las experiencias inmersivas.

Aunque en este terreno hay todavía mucho margen de acción y serán muchos los que en los próximos años se sumarán a la carrera de la realidad virtual social.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir