líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Del "no sin mi coche" al "no sin mi conexión a internet": los jóvenes prefieren estar conectados a estar motorizados

El carnet de conducir ha dejado de ser una prioridad para los jóvenes estadounidenses de menos de 25 años. Si en el año 1983, el 69% de los jóvenes de 17 años tenía ya permiso de conducción, en 2008 el porcentaje se redujo a sólo el 50%. En el grupo de edad de entre 20 y 24 años, el porcentaje de jóvenes con carnet de conducir se contrajo en este mismo periodo de un 92% al 82%. Así lo concluye un reciente estudio de la Universidad de Michigan publicado por Traffic Injury Prevention.

Otro informe de la Administración Federal de Carreteras de Estados Unidos confirma esta misma tendencia. En 2009, la proporción de jóvenes de entre 20 y 24 años con permiso de conducir era del 90%. Sólo un año después, en 2010, el porcentaje se redujo al 84%.

Según los investigadores, la culpable la ruptura del idilio de los más jóvenes con la carretera podría ser internet. Con la red de redes, los jóvenes pueden entablar comunicación con otras personas sin necesidad de desplazarse físicamente, por lo que conducir es también menos importante. La mala situación económica, los elevados costes de la compra y el mantenimiento de un coche y el desplazamiento a las grandes ciudades influyen también el alejamiento de los más jóvenes de la carretera.

En su informe, la Universidad de Michigan confirma que la proporción de jóvenes con carnet de conducir retrocedió en los últimos años no sólo en Estados Unidos sino también otros siete países (Suecia, Noruega, Reino unido, Canadá, Japón, Corea del Sur y Alemania).

En cambio, en Finlandia, Israel, Holanda, Suiza, Letonia, Polonia y España el porcentaje de jóvenes con permiso de conducción ha aumentado en los últimos años.

De acuerdo con los investigadores, los países con jóvenes menos “motorizados” disfrutan de mejores condiciones económicas, su población es de media mayor y en ellos la gente suele vivir en grandes ciudades, donde el acceso a internet es también más generalizado.

Aunque no hay suficientes datos para confirmar la “huida” de los más jóvenes de la carretera a internet, sí “hay muchas pruebas que apuntan a esta hipótesis”, señala Michael Sivak, uno de los investigadores del estudio.

 

Instagram, el diamante en bruto que Facebook no podía dejar escaparAnteriorSigueinteLa TV fue el medio más consumido por los usuarios en 2011, con 6 minutos diarios más que en 2010

Noticias recomendadas