líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

DEL SOCIAL SHOPPING AL SOCIAL RENTING

Internet podría acabar revolucionando el concepto de consumo. Tal vez esa obsesión por comprar que asalta a todo individuo sea un poco estúpida, al fin y al cabo ¿Cuánto tarda la gente de media en aburrirse de su última adquisición? Y ¿Qué decir de aquellos aparatos que sólo se necesitan en ocasiones puntuales? Estas preguntas abren un enorme campo de posibilidades a los starts-up, páginas online dedicadas a alquilar artículos adecuados a todo tipo de necesidades.

Aunque de implantación relativamente reciente, el P2P Renting, ya ha proliferado en compañías y adeptos. Esta tendencia es la llamada a cambiar el negocio en internet. Internacionales y nacionales, generales y especializadas, estas empresas ya constituyen toda una fauna en el mercado de la red.

Zilok, es una web francobelga es una compañía que se dedica a este negocio y que en ocho meses ha logrado romper moldes. Según los datos publicados en El País, en ese período de tiempo ha logrado irrumpir en cinco mercados, captar 25.000 miembros y alcanzar los 40.000 productos. Explicaron su reto a El País: «Queremos alcanzar las 1.000 transacciones diarias a finales de año». Para Gary Cige, cofundador de Zilok: «La idea existía antes, pero nadie hasta ahora había tenido el valor de presentarla de una manera atractiva».

El mecanismo que siguen en Zilok es sencillo: los internautas anuncian sus productos de manera gratuita, los compradores los adquieren a través de la web, que se embolsa un 10% de la transacción. El arrendatario por su parte se queda con el 90% de los beneficios.

Dónde más se están extendiendo estos servicios es en Estados Unidos, pionera en este segmento. El 60% de los miembros de Zilok pertenecen a este país. Pero no es un fenómeno exclusivo, sino que está tomando dimensiones planetarias. En España está TuPlaza, una compañía dedicada a alquilar plazas de coches a lo largo y ancho de la Península, facilitando el aparcamiento, sobre todo, en el centro de las grandes urbes. Tal y como señaló uno de sus cofundadores, Jorge Martín, a El País: «Cambiar el comportamiento del consumidor es cuestión de ir rompiendo barreras».

EL USO DE LA TECNOLOGÍA ESTÁ MODIFICANDO EL LENGUAJE EN TODOS LOS PAÍSES DE EUROPAAnteriorSigueinteBNP PARIBAS Y ROLAND GARROS, 35 AÑOS DE LA MANO

Noticias recomendadas