Digital

Consejos para reducir el gasto en la energía del hogar

Descubre cómo ahorrar en tu factura de luz

Descubre cómo ahorrar en tu factura de luz

Ahorramos en la compra, ahorramos a la hora de ir a comer fuera, ahorramos en nuestros caprichos o viajes… pero si hay algo en lo que cuesta bastante ahorrar, es el de la energía que gastamos en el hogar.

Y es que la luz, en nuestro país, se paga cara. En los últimos años ha subido un 60% y una bajada no parece una opción. El caso es que no podemos prescindir de la energía, la necesitamos para vivir y cuanto más cómodos queremos estar, más nos tenemos que gastar en electricidad. Se trata de una cuestión que a menudo nos trae de cabeza.

Por suerte, no está todo perdido, y si realmente queremos ahorrar en energía no hará falta que vivas como hace millones de años. Existen algunos trucos u opciones que pueden rebajar de forma significativa tu factura de la luz.

Electricidad low cost

Todos nos quejamos de lo altas que son las tarifas de luz, pero pocos hacemos algo por remediarlo. Lo cierto es que, la solución no está tan lejos ni es tan complicada de conseguir. Solo tenemos que buscar compañías que ofrezcan un servicio más económico.

Hoy en día podemos encontrar una compañía de luz más barata que a lo que estamos acostumbrados. Un ejemplo de ello es Podo, una empresa que además de prestar un servicio para ahorrar, también está comprometida con el medio ambiente. Se trata de la compañía que los comparadores eligen como la más económica, por lo que, si quieres ahorrar, será una magnífica opción.

Podo ofrece varias tarifas dependiendo si prefieres pagar un consumo fijo, o que realicen la factura detallada con tan solo lo que consumes. Existen ofertas tanto para tu casa como para el trabajo, por lo que consultar con esta compañía puede ahorrarte un gasto importante.

Mejora el aislamiento de la vivienda
Mucho nos quejamos de la factura de la luz, pero lo cierto es que en muchas ocasiones hacemos un mal uso de la misma. Es importante no encender la calefacción más de lo necesario, sin embargo, hay viviendas que necesitan más que otras.

Si tu casa está mal aislada, seguramente hará mucho frío en invierno, y no nos quedará más remedio que poner a tope la calefacción todo el día si no queremos caer enfermos. Si quieres evitar este importante gasto en los meses fríos, te recomendamos que mejores el aislamiento de tu vivienda, de modo que la calefacción no te cuesta tanto dinero.

Algunas opciones para aislar tu vivienda será sustituir las ventanas viejas por otras con doble vidrio, sellar las persianas, aislar paredes y techos… Puede que algunas de estas reformas te cuesten caras, pero será una inversión para no gastar tanto en calefacción. Y, además, tu casa se revalorizará.

Instala llaves en los radiadores
Se trata de un remedio muy eficaz para quien tiene radiadores por zonas en la casa. A menudo ponemos la calefacción en toda la casa sin necesitarlo. Si ponemos llaves termostáticas en los radiadores, podremos regular la temperatura de cada estancia.

Porque no en todos los lugares de la casa necesitamos que haga el mismo calor, ahorrando en las habitaciones que no necesitamos que se calienten, podremos bajar los números en nuestra factura de la luz de este mes. Se trata de una buena idea para regular la temperatura de una forma independiente en casa estancia.

Por otra parte, también será interesante que si no estás en casa no pongas la calefacción ni tampoco el aire acondicionado. Ahorrar en dinero es también ahorrar en energía. Si tenemos más cuidado con lo que hacemos podremos ahorrarnos unos euros a final de mes, pero, además, estaremos contribuyendo con el medio ambiente.

Cambia las bombillas de casa
Algo tan sencillo como sustituir las bombillas que usamos por otras de bajo consumo puede suponer un ahorro importante en nuestra factura de la luz. Las lámparas halógenas que utilizamos de normal suponen un gasto que multiplica por 10 el consumo de otras bombillas como las led.

Es verdad que las bombillas de bajo consumo son más caras, pero eso se amortizará de sobra y lo notarás en el precio. Se trata de uno de los cambios más simples, que menos trabajo nos cuestan y que más notaremos en la factura de la luz.

Ya ves que no es tan complicado ahorrarnos unos euros en la luz. Todo empieza por un consumo responsable y con unos cambios pequeños y una buena compañía eléctrica, quizás no tengas que renunciar a ese capricho que tanto te gusta.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir