Digital

Desmontando cinco mitos sobre la publicidad PPC

En torno a la publicidad PPC (pay per click) existen muchísimos mitos. Para intentar poner en el lugar que realmente se merece a este tipo de publicidad, Lisa Raeshler desmonta en ClickZ cinco mitos sobre la a menudo malentendida publicidad PPC:

1. La publicidad PPC no se traduce en ventas instantáneas
Aunque la publicidad PPC es un canal exitoso para muchísimos anunciantes, hay un pequeño porcentaje para los cuales no resulta una plataforma de marketing tan efectiva. Éstos son algunos ejemplos en los que la publicidad PPC se muestra especialmente esquiva a la hora de generar resultados:

– Los anunciantes que no pueden medir las conversiones y no pueden justificar las inversiones sin ellas.
– Un producto o servicio tan único que apenas genera búsquedas.

De todos modos, y aun en este tipo de casos, siempre es posible generar resultados mediante la optimización, el copywriting y el atractivo de las ofertas formuladas al internauta. Eso sí, hay que tener más paciencia.

2. La publicidad PPC no es una solución para cualquier problema de ventas
A veces, y por culpa de fuerzas fuera de nuestro control como la economía, la tecnología y una mala política de relaciones públicas, las ventas de una compañía emprenden lo que parece una cuesta inexorable hacia abajo. En estos casos, especialmente si el descenso en las ventas se debe a problemas de carácter técnico, la mejor opción es detener momentáneamente la publicidad PPC o buscar una alternativa para que la experiencia del cliente sea lo mejor posible al acceder a la web de la compañía a través de un anuncio PPC. Se trata de detectar el cómo y el porqué del problema y buscar la solución más adecuada desde el punto de vista de la publicidad PPC.

3. Las conversiones en la publicidad PPC no son lo único que importa
Las conversiones son las “reinas”, pero hay muchos puntos en el proceso de venta que añaden valor e impacto a una compañía. Las empresas deben de preocuparse de analizar todos los datos disponibles a su alcance, incluidos los procedentes de Google Analytics. Estos informes ayudan a entender cómo las búsquedas y los anuncios trabajan juntos en la senda de las conversiones para generar ventas y conversiones. Muy a menudo el cliente tiene múltiples interacciones con la marca antes de generar una conversión.

4. La publicidad PPC no tiene impacto en los resultados de SEO
De vez en cuando vemos cómo surgen teóricos de la conspiración que sugieren que los anunciantes AdWords o adCenter consiguen un mejor posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda. Esto, sin embargo, no es cierto. Aun así, y teniendo en cuenta la manera en la que el SEO y la publicidad PPC se complementan el uno a la otra, es esencial para una estrategia de search marketing realmente sólida que el SEO y la publicidad PPC trabajen en armonía. Tener un buen posicionamiento en los motores de búsqueda para determinadas palabras y tener al mismo tiempo anuncios asociados a esas palabras clave se traduce en más clics y conversiones y, en definitiva, en más presencia online para la marca.

5. Un anuncio PPC con un posicionamiento top se traduce en ventas top
Que una empresa sea la primera en los resultados de búsqueda no quiere decir que sea la “ganadora” en términos de dinero. Al menos no siempre lo es. Antes de lanzar una campaña de publicidad PPC, es útil, por ejemplo, realizar informes de ‘keyword positions’ con Google Analytics. En el ejemplo mostrado a continuación vemos cómo un anuncio ubicado en tercera posición genera tasas de conversión mucho más altas que uno ubicado en primera posición.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir