Digital

Desvelados los "paranoicos" detalles de Red Star OS, el sistema operativo de Corea del Norte

kim jong unCorea del Norte tiene el dudoso honor de ser uno de los países más herméticos del mundo por lo que a nadie le ha sorprendido que haya decidido desarrollar su propio sistema operativo con el que aumentar aún más si cabe el control sobre sus ciudadanos.

Impulsado por una escala sin precedentes en la paranoia gubernamental de proteccionismo basada en su deseo de mantener a la población a raya y prácticamente aislada del mundo exterior, internet, tal y como lo conocemos en el resto del mundo tiene las puertas cerradas en el país.

Como sustituto nos encontramos con una intranet fuertemente controlada sometida a un férreo control del Gobierno. Con este escenario de fondo se ha desarrollado Red Star OS, el sistema operativo norcoreano.

Lo más llamativo de este sistema operativo es el “curioso” hecho de que es prácticamente igual que el desarrollado por Apple OS X. Así lo han desvelado los investigadores alemanes Florian Grunow y Niklaus Schiess, pertenecientes a la empresa de seguridad informática ERNW GmbH, que se las han ingeniado para descargar una copia de Red Star OS ofreciendo detalles que hasta ahora no habían sido desvelados.

Ambos investigadores califican el sistema operativo como un “sueño hecho realidad” para el régimen norcoreano en materia de vigilancia ciudadana. “Parece promovido por el miedo”, ha destacado Grunow en declaraciones recogidas por bgr.com. Y esto es así porque quieren evitar a toda costa ser espiados por occidente mientras que aumentan el control sobre la ya sometida ciudadanía.

La paranoia del régimen llega hasta tal punto que en el caso de que los usuarios intenten modificar algunas de las funciones básicas como podría ser el caso de la desactivación del antivirus su ordenador mostrará un mensaje de error y se reiniciara según informan desde hipertextual.com.

Como no podía ser de otra forma Red Star OS etiqueta todos los documentos y ficheros multimedia que se encuentren alojados en el ordenador así como los contenidos en cualquier dispositivo que el usuario conecte. Una invasión de la privacidad en toda regla.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir