Digital

Deudas, televisión y comunidad de chic chic chicas, los orígenes de Chicfy narrados por su fundador

chicfyPensábamos que el título de “vaciador profesional de armarios” con el que se presenta en LinkedIn era lo más sorprendente que íbamos a ver. O quizá el mítico anuncio de Chicfy, “Claro que sí, guapi”, que impulsó el crecimiento de la app en un 188% el pasado año. Pero Nono Ruiz, director creativo y de marketing en Chicfy, tiene todavía algunas lecciones marketeras que darnos.

Algunas de ellas las aprendimos durante su ponencia en el eShow Barcelona. Ya desde el principio fue una charla diferente, que comenzó diciendo “no vengo a deciros el qué (es Chicfy) sino el cómo llegamos hasta aquí”.

El directivo de la exitosa startup prosiguió narrando los orígenes de una aplicación que cerró en 2016 la venta de 760.000 prendas. Junto a su pareja, su andadura empresarial dio comienzo cuando tenía solamente 23 años y abrió un bar.

Años después toda la inversión puesta en el bar se perdió y ambos jóvenes se endeudaron. Un proyecto que inició “con muchísima ilusión y muchísimo cariño” se traspasó poco más de un año más tarde al no prosperar.

“Hoy día sigo sin saber lo que me gusta, lo que tengo claro es que me gusta hacer cosas, me gusta crear y me gusta hacer cosas desde cero” indicó Ruiz. Desde esa premisa, el directivo y “vaciador de armarios” siguió emprendiendo en varios proyectos diferentes, con el objetivo de pagar la deuda y continuar creando.

Uno de esos proyectos fue su participación en un programa de televisión. Tal programa fue el más visto de la noche del viernes en prime time y quedaron terceros. Esto les permitió a los dos jóvenes emprendedores librarse de la deuda contraída que tenían por 16 años.

Siempre con el objetivo de “pasárnoslo súper bien”, que a juicio del CEO de Chicfy “es lo único que podemos controlar”, Ruiz prosiguió innovando. Tras varios proyectos fallidos, Laura Muñoz y Nono Ruiz decidieron apostar por Chicfy, definida como “una aplicación para que las chicas se diviertan comprando y vendiendo moda”.

Sin marketing ni experiencia, el 2013 los dos innovadores lanzaron Chicfy. “El primer día recibimos 16.000 visitas” recordó Ruiz. Solo el primer año alcanzaron los 270.000 euros de facturación, si bien ahora la aplicación roza los 20 millones de euros.

Natural y conciso, el director ejecutivo de la aplicación cerró una interesante ponencia que desmontó tópicos. Para concluir, agradeció a quienes alguna vez le denegaron inversión o recursos. Pues gracias a ellos siguieron intentándolo y llegaron a estar donde están.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir