Digital

DIBUJOS ANIMADOS: ¿UN CEBO PARA LOS MENORES EN INTERNET?

Nota de Prensa:

Como parte de la Campaña “Niños e Internet: no permitas que hablen con extraños” -disponible en las direcciones http://www.menorenlared.com/?track=17099 y http://www.defendyourchild.com/?track=17100-, Panda Software informa a los padres y tutores sobre el peligro que entraña para los menores el acceso a contenidos no apropiados de la Red. Esta amenaza puede considerarse una de las más peligrosas a las que niños y adolescentes deben hacer frente durante sus conexiones a Internet. Debe tenerse en cuenta que una de las principales características de Internet es su pluralidad, algo que la enriquece enormemente pero que, al mismo tiempo, la hace extremadamente peligrosa.

Internet alberga millones de páginas elaboradas por personas de todas las culturas, creencias y costumbres. Por ello, lo mismo que puede encontrarse información sobre la última partícula subatómica descubierta, hay otros contenidos que -sin entrar en valoraciones de si deben o no formar parte de Internet- no deberían ser vistos por personas en fase de formación, como son los niños y adolescentes. Páginas sobre violencia, pornografía, terrorismo, guerra, asesinatos, inducción al suicidio, a la anorexia, al racismo… son frecuentes en la Red, y están al alcance de cualquier usuario capaz de utilizar un buscador o de teclear una dirección web.

Dada la juventud de Internet, aún es pronto para poder determinar con exactitud cuáles son las consecuencias de la exposición de los menores a este tipo de contenidos, pero algunas noticias puntuales que hablan de asesinatos o suicidios en los que Internet ha jugado un importante papel, hacen suponer que es necesario un riguroso control de los contenidos a los que pueden tener acceso.

Cómo acceden los menores a contenidos inapropiados de Internet

La forma en que los menores acceden a contenidos no adecuados en la Red es una de las partes más importantes del problema, ya que no es un asunto que dependa exclusivamente de la voluntad del usuario. Infinidad de páginas web sobre los temas más variopintos muestran popups (anuncios emergentes) o contienen links hacia páginas no aptas para menores. Algunos datos relevantes son que nueve de cada 10 niños de edades comprendidas entre los ocho y los 16 años han visto pornografía en Internet y, en la mayoría de los casos, ha sido accidentalmente y como resultado de la búsqueda de información para algún trabajo escolar[1].

Más preocupante aún es el dato de que, en el año 2000, 26 páginas web sobre personajes infantiles como Pokemon, Mi Pequeño Pony o Action Man contenían cientos de links a sitios web pornográficos, de los que el 30% mostraban “porno duro”[2]. Precisamente, en relación con las páginas pornográficas, es importante destacar que el 74% de sitios que ofrecen este tipo de contenidos, muestran gratuitamente imágenes eróticas en su página principal3.

Concienciación y adopción de medidas

Es muy habitual que los padres y tutores regulen, en mayor o menor medida, los horarios o los programas que sus hijos pueden ver en la televisión. Esto no ocurre con las conexiones a Internet. El 43% de los menores encuestados para un informe de Time/CNN, afirmó que en su hogar no existía regulación alguna sobre el uso de Internet4. Este dato contrasta con que el 75% de los padres entrevistados para un estudio de USA Today, dicen saber como pasan el tiempo sus hijos en Internet5.

Parece necesario, por tanto, concienciar a quienes deban supervisar la actividad de los menores en la Red de que el peligro del acceso a contenidos no apropiados es real, y que esto no solamente pasa por formar a los niños y adolescentes en el correcto uso de Internet, sino por el uso de las actitudes y herramientas necesarias para evitarlo. Como respuesta a esta necesidad, Panda Software ha lanzado la campaña: “Niños en Internet: no permitas que hablen con extraños”, cuyo objetivo es concienciar a los padres de los riesgos que corren sus hijos cuando navegan por la Red, sin ningún tipo de supervisión. La iniciativa está disponible, en español e inglés en http://www.menorenlared.com/ y en http://www.defendyourchild.com/, respectivamente.

Una medida básica y muy eficaz para evitar el acceso de los menores a contenidos no apropiados en Internet es el uso de alguna herramienta específica para el filtrado de contenidos web. Como ejemplo, puede citarse Platinum Internet Security 2005, que integra un sistema de control de accesos a sitios web fácilmente configurable por los padres o tutores. Con esta aplicación puede establecerse un filtro para cada usuario del equipo, de forma que pueda impedirse el acceso a determinados contenidos según cada necesidad.

Por una parte, puede seleccionarse el tipo de contenido de las páginas a los que los menores pueden acceder. Por ejemplo, puede permitirse el acceso a aquellos sitios web cuyo temática corresponda a juegos de ordenador, e impedirse la entrada a otros con contenidos relacionados con violencia o pornografía. Por otra parte, pueden confeccionarse listas “blancas” y “negras” de direcciones web. De esa manera, si el usuario intenta acceder a alguna dirección que se encuentre en la lista negra, Platinum Internet Security 2005 lo impedirá.

Como parte de la Campaña, Panda Software pone gratuitamente a disposición de los padres Platinum Internet Security 2005 con tres meses de servicios, que puede descargarse desde la web de la Campaña, en http://www.menorenlared.com/?track=17099.

Además, es muy recomendable que los padres enseñen a sus hijos cómo deben comportarse durante sus conexiones a Internet, explicándoles qué pueden encontrarse y cómo reaccionar ante la aparición de contenidos no deseados.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir