Digital

Dígame qué dispositivo usa y le diré qué tipo de lector es

librosGracias a la tecnología el número de personas que leen se ha incrementado notablemente. La facilidad de manejo y transporte de los nuevos dispositivos en los que podemos consultar libros, textos o informes ha hecho que cada vez sean más los ciudadanos que invierten su tiempo en la lectura. Sin embargo, el mundo digital también ha transformado los hábitos y maneras de lectura y es que, el uso de aparatos como el móvil, ordenador, iPad o ebook así como el tipo de texto influyen en la mayor o menor profundidad de lectura.

Un gran número de estudios destacan que las pantallas suscitan un tipo de lectura denominada "no lineal". Se trata de una tendencia que se ha instalado en la última década y que el investigador Ziming Liu define como "una inversión mayor de tiempo en escanear el texto, buscar palabras clave y una lectura más selectiva" en detrimento de la profundidad y la comprensión lectora. En un entorno de información ilimitada, links, vídeos e imágenes demandando continuamente nuestra atención, los patrones de lectura se han adaptado a las pantallas.

Este tipo de lectura tiene sus inconvenientes y es que, a pesar del incremento del número de lectores, las pantallas hacen que la atención disminuya más rápidamente que en una lectura en papel y que ésta sea mucho más superficial.

"Hay actividades disruptivas en los dispositivos digitales que hacen que la atención se vea perjudicada", explica Andrew Dillon, profesor de la escuela de información de la Universidad de Texas.

Sin embargo, existe una excepción dentro del mundo digital y esa es la lectura en ebook. En este caso, los investigadores afirman que la lectura no se ve tan afectada como en otros dispositivos gracias a su parecido, tanto en apariencia como en el modo de lectura, a los libros en papel. Aunque el formato físico sigue ganando la batalla en cuanto a reforzar la comprensión. Estudios demuestran que la gente que lee en papel es capaz de reconstruir mejor la historia que acaba de conocer.

Además, los investigadores aseguran que poder tocar el papel, seguir la lectura con las manos, pasar las páginas o poder comprobar cuánto se ha leído son factores que favorecen la atención del lector.

A pesar de los aparentes beneficios de la lectura en papel, los investigadores no se posicionan claramente ante una de las dos opciones y es que, el mejor método depende de cada persona. Aunque también destacan que deberíamos leer de igual manera en ambos formatos lo que significa que son nuestros hábitos multitarea propios del mundo digital los que empobrecen la lectura. Ante esto, los científicos ofrecen el mejor de los consejos: olvídese de su móvil y ordenador, siéntese y lea un libro.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir