Digital

Estados Unidos rompe las negociaciones de la tasa Google

EE.UU. se levanta de la mesa y rompe las negociaciones de la tasa Google con Europa

Estados Unidos ha tomado la determinación de suspender de manera temporal las negociaciones con España, Francia, Italia y Reino Unido para la tasa Google.

googleLa controvertida tasa Google, que aspira a la creación de un marco global para los impuestos digitales, ha hecho decir basta (por ahora) a Estados Unidos. El país norteamericano ha tomado la determinación de suspender de manera temporal las negociaciones con España, Francia, Italia y Reino Unido para la tasa Google, tal y como publica Financial Times.

En una misiva remitida a los cuatro ministros europeos de Finanzas y Economía, de la que se hace eco Financial Times, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, asegura que las negociaciones se encuentran en punto muerto.

Y de acuerdo con la carta, Estados Unidos no tiene intención alguna de acordar cambios provisionales en la legislación fiscal global que afecten a las compañías digitales estadounidenses.

Aunque fue bautizada en su día como tasa Google, esta carga tributaria no atañe única y exclusivamente a la compañía de Mountain View sino también a gigantes digitales como Facebook, Apple o Amazon.

Apoyándose en la tasa Google, España en particular aspira a recaudar alrededor de 970 millones de euros cada año. Hace dos semanas la propuesta del Gobierno en relación con la tasa Google se sometió a sus primer examen de tramitación en el Congreso.

Pero lo cierto es que la tasa Google no gusta un pelo al Ejecutivo de Estados Unidos. Y a principios de junio la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos abrió a la Unión Europea y a otros nueve países (incluido España) una investigación sobre los impuestos digitales aprobados o en su defecto planteados en sus respectivas jurisdicciones.

Estados Unidos pretende retomar las negociaciones más adelante y amenaza con represalias si la tasa Google se aplica de manera unilateral

"Intentar apurar estas difíciles negociaciones es una distracción respecto a temas mucho más importantes", dice Mnuchin en su epístola, que está fechada el 12 de junio. "Este es un momento en el que los gobiernos del mundo deberían enfocar su atención en lidiar con los problemas económicos que emanan del COVID-19", enfatiza Mnuchin, que desea retomar las negociaciones más adelante, cuando la pandemia esté mejor controlada.

Esta suspensión deja, por lo tanto, en el aire las negociaciones internacionales alentadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuyo último objetivo era alcanzar un acuerdo global para abordar de una más justa y equitativa la fiscalidad impuesta a los grandes titanes digitales.

Pese al plantón de Estados Unidos, España y Francia prevén implementar su tasa Google a finales de este año. Así y todo, el Gobierno del país norteamericano ha amenazado de manera reiterada con imponer aranceles comerciales a ambos países si deciden aplicar la tasa Google de manera unilateral.

Y en su epístola Mnuchin hace referencia, de hecho, a la medidas que podría aplicar Estados Unidos si la tasa Google sale finalmente adelante sin acuerdo. "Como ya hemos dicho repetidamente, si los países escogen cobrar o adoptar estos impuestos, Estados Unidos responderá con las medidas apropiadas", enfatiza.

Con la tasa Google la Unión Europea pretende costear parte del fondo de recuperación poscovid. La Comisión Europea tiene intención de aplicar diferentes tributos al plástico, al carbono y a las compañías digitales a fin de recaudar hasta 42.000 millones de euros al año.

En España en particular la tasa Google pretende gravar a las empresas digitales con una facturación de al menos 750 millones de euros a nivel global y 3 millones de euros en territorio nacional.

Te recomendamos

EVO Banco

LIVE MD SUMMER

A3Media

Podcast

Compartir