líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las amenazas del 5G comienzan a aflorar

El 5G, ¿una amenaza para la neutralidad de la red?

Aunque nadie pone en duda las oportunidades que brinda el 5G, su desarrollo podría poner en peligro la neutralidad de la red.

5GEl 5G ya se ha convertido en la tecnología del 2019. Sin embargo, hasta ahora solo se ha hablado sobre el potencial de esta red mucho más rápida y eficiente que permitirá hacer realidad el internet de las cosas o el coche autónomo.

Pero, al mismo tiempo que presenta oportunidades, también afloran las amenazas. Los analistas ya comienzan a indagar en las consecuencias que el desarrollo del 5G podría suponer para la neutralidad de la red.

Este principio sostiene que los proveedores de servicios de internet, así como los reguladores, deben tratar todo tráfico de datos por igual sin cobrar una tarifa distinta en función de factores como el contenido o plataforma.

Y es que, una de las particularidades del 5G es la posibilidad de “trocear la red”, realizar una segmentación de una red física en múltiples virtuales para adaptarlas a casos particulares. Por ejemplo, mientras el coche autónomo requiere una latencia mínima, la inteligencia artificial necesita mayor ancho de banda para su correcto funcionamiento.

De esta manera, se puede aumentar la eficiencia de cada uno de esos trozos pero al mismo tiempo permite a los proveedores de servicios cobrar diferentes precios para cada uno de ellos ofreciendo distintas calidades, una práctica completamente opuesta a la neutralidad de la red.

Este asunto ya comienza a entrar en las instituciones políticas europeas, férreas defensoras de la neutralidad de la red y que deberán ahora encontrar una regulación adecuada para la nueva infraestructura.

Por su parte, las compañías de telecomunicaciones pretenden que el 5G se considere un servicio especializado y, por lo tanto, quede al margen de la ley europea actual, algo que parece poco probable teniendo en cuenta que lo que se busca con el 5G es que sea un reemplazo para las redes actuales.

El objetivo y el reto está ahora encima de la mesa de las autoridades europeas que deben encontrar una legislación que garantice el principio de neutralidad pero sea lo suficientemente flexible para acoger el 5G y sus particularidades.

 

"Despacito" ya supera los seis mil millones de reproducciones en YouTubeAnteriorSigueinteLos canales digitales, el motor de la inversión publicitaria en España

Noticias recomendadas