Digital

El 63% de los contenidos digitales en 2014 serán plagios

plagioCada día se publican en internet más de dos millones de entradas en páginas web, se generan 532 millones de actualizaciones de estado en Facebook y se reproducen 864.000 horas de vídeos en YouTube.

Según los últimos estudios realizados, prácticamente el 50% de esos contenidos son copias o plagios en los que, en la mayoría de los casos, ni siquiera se ha citado la fuente original.

Digital Media Rights, pronostica que en 2014, este porcentaje de contenidos plagiados en la red ascenderá del 50% de este año hasta el 63%. Esta previsión supera las cifras de años anteriores: 44% en 2011, el 39% en 2010 y el 25% en 2005.

El plagio afecta prácticamente a todos los ámbitos por igual. Dentro del sector educativo, siete de cada diez estudiantes universitarios encuestados entre 2008 y 2011 reconocen haber copiado fragmentos de texto o textos completos al menos una vez durante sus estudios.

Dentro del pronóstico realizado por Digital media Rights, el plagio está muy presente en el mundo de los blogs. En nuestro país, un alto porcentaje de los más de 4,2 millones de bitácoras tienen contenidos ajenos tomados de otros sitios webs y se han publicado sin referenciar la fuente de procedencia.

El mundo de la cultura no escapa a este fenómeno: se calcula que entre un 1% y un 3% de las obras que se editan en el mundo son producto de plagio, con fragmentos de texto no originales.

Jesús Hurtado, consejero delegado de Digital Media Rights explica que estas cifras son “abrumadores” y que “internet corre el peligro de convertirse en un campo abonado para el plagio de contenidos, al tiempo que se queda casi vacío de contenidos originales. Es necesario proteger los derechos de aquellos que vuelcan en internet creaciones de todo tipo y que se ven ‘asaltados’ sin su permiso por el ‘ciberplagio’”.

Hurtado añade que “el plagio de contenidos sin permiso es un problema muy importante en todos los ámbitos, como por ejemplo en el mundo educativo y en el sector editorial, entre otros muchos, y por eso las editoriales y las universidades deberían poner herramientas informáticas para evitar que esto siga sucediendo”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir