Digital

La protección de la privacidad y la prevención del robo de dinero, principales preocupaciones

El 70% de los usuarios cree que será víctima de los hackers en los próximos dos años

Más de 23 millones de personas en Reino Unido siguen apostando por “123456” como contraseña de cabecera, seguida de “123456789”, utilizada por 7,7 millones y “qwerty”, elegida por 3,8 millones.

Si las mayores empresas del mundo han sido víctimas de ataques cibernéticos a gran escala, los usuarios se encuentran en una situación todavía más vulnerable.

Aunque la ciberseguridad y la privacidad en el mundo online se han convertido en una prioridad para los individuos, lo ciertos es que son pocos los que se preocupan por poner las medidas necesarias para evitar ser víctimas de los hackers.

Una encuesta realizada por el Centro Nacional de Seguridad de Reino Unido (NCSC) a 1.350 usuarios británicos, arroja luz sobre las causas que explican esta paradoja.

Una de ellas es la falta de conocimiento de los usuarios y es que solo el 15% de ellos admite saber cómo protegerse de las amenazas digitales. Por su parte, un 46% afirma que la mayoría de la información sobre ciberseguridad en la red es confusa. Quizá por ello el 34% recurre a familia o amigos para recibir ayuda.

Sobre las principales preocupaciones relativas a la seguridad online, la protección de la privacidad y la prevención del robo de dinero, son señaladas por el 52% y el 51% respectivamente.

La percepción de inseguridad en el entorno digital es alta entre los usuarios a juzgar por las cifras que revelan que el 37% cree que es inevitable caer en estafas o perder el control de los datos personales en internet. De la misma manera, el 70% cree que será una víctima potencial de al menos un tipo de cibercrimen en los próximos dos años.

Una de las razones para caer en la trampa de los criminales es la facilidad con la que estos atacantes traspasan las escasas barreras de seguridad que interponen los usuarios. La debilidad de las contraseñas, a menudo, demasiado obvias, son una puerta abierta a los hackers.

Un error del que parece no aprendemos pues más de 23 millones de personas en Reino Unido siguen apostando por “123456” como contraseña de cabecera, seguida de “123456789”, utilizada por 7,7 millones y “qwerty”, elegida por 3,8 millones.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

el sol

A3media

FOA

Compartir