Digital

Las fake reviews son la peor pesadilla de los comercios

El 90% de los negocios sufre las temidas fake reviews

Una opinión negativa afecta de manera directa a las ventas de productos y servicios, por ello proliferan las estrategias de reputación de negocios

La confianza y valor que ofrecen las marcas es algo esencial para las marcas y comercios, puesto que marca la visión que tengan de ellas los consumidores, pero esta, en numerosas ocasiones se ve alterada por la presencia de opiniones que no son del todo "honestas".

Dispitch, la nueva herramienta que permite crear estrategias de comunicación para la reputación y la visibilidad de las empresas, ha realizado un estudio donde se revela que el 90% de los negocios se enfrenta el problema de las temidas fake reviews. Estas opiniones falsas e interesadas se multiplican por 10 con la llegada de campañas publicitarias como la de Navidad.

Como consecuencia de todas estas acciones, las pérdidas ocasionadas son numerosas, llegando a alcanzar incluso el 40% en aquellos comercios que no apliquen otras estrategias para trabajar su propia reputación. Una opinión negativa afecta directamente a la venta de múltiples productos y servicios, ya sea en la reserva de un hotel, una mesa para comer o la venta de una casa.

Cuando los consumidores se plantean comprar cualquier cosa, muchos de ellos acuden a Internet para buscar opiniones que les informen acerca de ese producto. Por lo tanto, la red se ha convertido en el principal foro donde realizar estas consultas y esta es la razón de que los negocios se vean cada vez más obligados a prestar atención a la huella digital que se crea sobre ellos.

Para la elaboración del informe, Dispitch ha preguntado a 200 propietarios de compañías pertenecientes a diversos sectores como retail, turismo, construcción, franquicias y hostelería sobre todas las opiniones negativas que reciben día a día.

Los resultados obtenidos destacan que, alrededor del 85% de los negocios no monitoriza lo que se dice de ellos. Además, el 90% de los propietarios de empresas no considera realizar ninguna estrategia para trabajar su reputación. Por otra parte, el 80% de los directores de estos negocios consideran que las fake reviews se producen por malas prácticas de la competencia, mientras que el 20%, por su parte, coincide en que estas opiniones son reales y asumen que no se puede ser perfectos.

“El principal problema es que los negocios no son conscientes de la importancia de la reputación online, hasta que empiezan a sufrirlo ya en forma de pérdidas económicas”

Como explica José Antonio Tovar, fundador de Dispitch.io: "El principal problema es que los negocios no son conscientes de la importancia de la reputación online, hasta que empiezan a sufrirlo ya en forma de pérdidas económicas".

De hecho, el problema al que se enfrentan las compañías es que el 70% de los clientes sólo deciden publicar opiniones cuando han tenido una mala experiencia, pero no cuando todo ha salido de manera satisfactoria. Por otra parte, el 85% de los consumidores están dispuestos a pagar un poco más por comprar un producto o servicio de una marca que tenga buena reputación.

"Muchas empresas ven como se habla mal de ellos, pero optan por no hacer nada pensando que así desaparecerá. Sin embargo, comienzan a reaccionar cuando se les cae una venta como consecuencia de una opinión o varias publicadas en Internet" ha añadido Tovar.

Las publicaciones que se hacen en Internet no se pueden, generalmente, eliminar, pero sí se puede crear contenido positivo para equilibrar la balanza, ya que, si un potencial consumidor de una marca recurre a Google para buscar información sobre ella y lo único que encuentra son opiniones negativas, el daño será demoledor. Sin embargo, si además de todas esas opiniones, encuentra también otras positivas, así como noticias, recomendaciones o acciones realizadas por esa compañía, podrá tener más argumentos y valorar de otra manera la reputación o valor de la empresa.

"Si bien cada vez hay más conciencia sobre gestionar la reputación de los negocios, aún estamos muy lejos de implementar estrategias concretas para prevenirlo"

"Si bien cada vez hay más conciencia sobre gestionar la reputación de los negocios, aún estamos muy lejos de implementar estrategias concretas para prevenirlo”
Este es el principal motivo de que las marcas opten de manera progresiva por la creación de estrategias de reputación que tienen como objetivo los medios ganados (prensa, influencers, testimonios de terceras personas, etc.). "Si bien cada vez hay más conciencia sobre gestionar la reputación de los negocios, aún estamos muy lejos de implementar estrategias concretas para prevenirlo" dice Tovar.

Con este fenómeno también han surgido la compra de opiniones o la proliferación de opiniones que se realizan a cambio de regalos de productos. Estas tampoco benefician en nada al consumidor, sino todo lo contrario, genera desconfianza y pérdida de la reputación.

Con la llegada de momento de gran consumo como el Black Friday o la Navidad, son muchos los negocios que elaboran estrategias para la compra o intercambio de opiniones, aunque cada vez son más los consumidores que están preparados para detectar este tipo de situaciones. Un consejo que se ofrece para reconocer esta práctica, es la de desconfiar de todos aquellos productos poco conocidos que tengan demasiados comentarios o muy extensos. También cuando se repiten demasiadas expresiones dirigidas a ensalzar el producto y cuando las opiniones procedan de países lejanos.

Son los marketplaces, foros y portales de opinión como Amazon o TripAdvisor los que van destinando más recursos para controlar este tipo de prácticas negativas para el mercado.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir