Digital

EL "ADVERGAMING" GANA ADEPTOS

Hasta hace poco, el usuario que navegaba por la web de alguna empresa encontraba datos sobre su historia, los productos o servicios ofrecidos, la localización… Ahora, también tiene la posibilidad de tomarse un respiro y abandonar, durante un rato, la información institucional para echar una partida online que la misma compañía propone. Se trata del advergaming, una tendencia publicitaria creciente entre las marcas que consiste en lanzar un juego online para conseguir objetivos de marketing bajo entornos lúdicos. El propósito es claro: suavizar la seriedad de las páginas corporativas y reforzar la imagen de marca.

Las estadísticas demuestran que no sólo los más pequeños son juguetones. Un estudio de la consultora Forrester Research desvela que casi el 50% de los usuarios que juega en internet tiene entre 30 y 59 años. Tal vez, por eso, además de Coca-Cola, Cuétara, Telepizza, Imaginarium, Toys “R” Us, Nesquick, Danone, Pescanova, Colacao, Burger King o Mayoral, también firmas como Knorr se han unido a esta corriente. La responsable de Knorr Vie, Noemí García, declara en Actualidad Económica que su juego de parejas, en el que se pone a prueba la memoria visual del público con frutas, verduras y zumos, ha querido evitar que la gente se aburra entre tanta información y acercar la marca al consumidor a través de las nuevas tecnologías. “Si queremos que la gente se quede más tiempo en la web y vuelva a entrar, es importante ofrecer este tipo de cosas”.

Por su parte, el director general de la agencia de comunicación interactiva Wysiwyg, Francisco Rodríguez, añade que gustan más los juegos sencillos y amables y que el éxito se duplica al cruzarlos con una promoción y ofrecer un premio al ganador. Asimismo, el presidente de la empresa de marketing online BetyByte, Ángel Ybáñez, explica que es más efectivo para las empresas optar por los juegos multijugador en los que se juega en relación con otros porque, de este modo, los navegantes pasan más tiempo (55 minutos de media frente a los 10 de los monojugador) y repiten más fácilmente. Eso sí, para éstos es necesario rascarse un poco más el bolsillo. Los más básicos pueden costar 3.000 euros mientras que los de varios jugadores superan los 350.000.

Por el momento, Coca-Cola es una de las marcas que han apostado más fuerte por esta iniciativa con juegos ofertados en su comunidad online Movimiento Coca-Cola como el Tunnel of Love, que cuenta con más de 10.000 jugadores únicos al mes. No obstante, aunque las empresas de gran consumo son las que más se han lanzado a jugar con el advergaming, los expertos aseguran que es útil para todas las empresas y llegará a todos los sectores.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir