Digital

EL BEHAVIORAL TARGETING ADQUIERE CADA VEZ MAYOR IMPORTANCIA

El elemento central del behavioral targeting es la clásica técnica de marketing de la segmentación de consumidores, consistente en la toma de datos sobre el análisis de una serie de sucesos para después organizarlos en grupos coherentes que resulten atractivos para los comerciantes y, además, clasifiquen correctamente el tipo de audiencia. Por ejemplo, la sección Tacoda de AOL’s incluye en su lista hasta 31 segmentos de audiencia como serían el jugador activo, el chef gourmet, los adictos a las compras o las amas de casa a las que les gusta ir a la última.

Así, la mayoría de los vendedores estadounidenses -el 75%- utiliza la publicidad online, que se nutre a su vez de este tipo de técnicas de segmentación, para llegar a focos específicos de compradores, de acuerdo al estudio realizado por Compete respecto a mayo de 2008 y que ha recogido eMarketer.

Además, el informe reveló que mientras sólo el 39% de los comerciantes creía que el marketing de segmentos era muy importante hoy en día en su organización, el 84% indicó que dentro de tres años adquirirá mucha más importancia.

De acuerdo a Compete el mayor obstáculo para el éxito de este tipo de marketing es el poder identificar correctamente los segmentos de audiencia, y, es ahí donde la selección conductal puede ayudar más ya que las listas son creadas a partir de los usuarios y sus acciones y no se les impone una clasificación. Aunque según Chiris Kilkes, director de medios interactivos de Godfrey Q & Partners, “el mayor problema de analizar diferentes clases de segmentos según su conducta podría ser que sólo se llega a 10.000 personas en un site específico, como el NYTtimes.com. Cuando intentas llegar a mucha gente y que además ésta frecuente tu espacio, esto resulta problemático”.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir