líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las empresas buscan profesionales de datos y programación

El científico de datos es el perfil que más demandan las empresas

El Data Scientist o Científico de Datos es el profesional más demandado por las empresas, el profesional que está entre la estadística y la programación

científico de datos

Uno de los perfiles profesionales más demandados actualmente por multitud de compañías y que desde hace unos años se está convirtiendo en necesidad para muchas empresas es el del Data Scientist o científico de datos. El del científico de datos es un perfil híbrido que se encuentra a medio camino entre el especialista en estadística y el programador, con gran conocimiento en profundidad de ambas disciplinas. La labor principal de este tipo de trabajador es el análisis de bases de datos, por lo que el profesional de la ciencia de datos debe contar con la capacidad de interpretar la información y extraer conclusiones con cierta agilidad.

El crecimiento casi exponencial en los últimos años del número de empresas y soluciones tecnológicas relacionadas con los datos es la causa principal de este aumento de la demanda en este tipo de perfiles profesionales. El dato se ha convertido en la materia prima más valiosa del planeta, y al mismo tiempo en el recurso «natural» más abundante: los habitantes del planeta generamos miles de datos por segundo a través de nuestros comportamientos y de nuestras interacciones con el entorno. Para las compañías, muchos de estos datos pueden marcar la diferencia entre la irrelevancia y la rentabilidad o suponer ventajas muy relevantes frente a sus competidores. Conocer cómo se comportan nuestros públicos, nuestros clientes o nuestros usuarios —tanto reales como potenciales— es la materia prima más potente para crear, diseñar y comercializar productos y servicios acordes a las necesidades de estos.

Al tratarse de un recurso enormemente abundante y al mismo tiempo de gran valor, podríamos pensar que tenemos entre manos el santo grial empresarial del siglo XXI. ¿Por qué no dedicar entonces todos los esfuerzos y recursos de las compañías a la industria del dato? Al fin y al cabo es un recurso que no contamina, que no explota el medio natural en su beneficio y que es, por definición, sostenible. Sin embargo, existe un obstáculo: la enorme complejidad de su procesamiento, y es aquí donde entra en juego la profesión del científico de datos.

Al ser el del científico de datos un rol de reciente aparición en el panorama laboral y empresarial, gran parte de los que desarrollan su labor en esta área son profesionales procedentes de otro tipo de perfiles que, de manera autodidacta o a través de pequeños cursos de formación continua, han ido adquiriendo conocimientos para completar su perfil de científico de datos. Aunque casi todos proceden de carreras de tipo STEM, las dos carreras mayoritarias del Data Science actual son las matemáticas y la estadística por un lado, y la ingeniería informática por otro. En función de esta procedencia, es común hallar diferentes virtudes o capacidades en cada uno de ellos, estableciéndose así dos perfiles de científico de datos que se diferencian en su inclinación a la estadística o a la informática.

Cabe esperar que la demanda de este tipo de perfiles continúe creciendo en los próximos años. No en vano, cada vez son más las soluciones basadas en datos presentes en el mercado. Aunque las metodologías de machine learning y la cada vez más práctica inteligencia artificial tendrán mucho que decir en este aspecto, el punto de vista humano seguirá siendo necesario para la ciencia de datos.

 

Por qué el fundador de Snapchat se deshace en elogios hacia su rival TikTokAnteriorSigueinte¡Es mío! Por qué aferrarse al sillón de directivo puede matar el futuro de las agencias

Noticias recomendadas