Digital

EL COSTE POR IMPRESIÓN TIENE FECHA DE CADUCIDAD

La publicidad online flaquea y los displays son los que se llevan la peor parte. Por ello, la empresa AdBrite ha decidido cambiar su modelo de negocio. De ahora en adelante el coste por clic (CPC) sustituirá al coste por mil impresiones (CPM), según publica Erick Schonfeld en TechCrunch.

Iggy Fanlo, consejero delegado de la compañía, opina que existe un desequilibrio la cantidad de banners medidos a través de CPM y las demandas reales de los usuarios. Motivados por la crisis, cada vez más, los anunciantes están optando por formatos que faciliten la métrica de su efectividad.

A día de hoy, AdBrite alcanza las 800 impresiones al día, llegando a los 90 millones de personas en Estados Unidos. El coste de éstas oscila entre los 50 céntimos y los dos euros, cifra nada despreciable si se tiene en cuenta el total. Sin embargo, la tendencia del mercado apunta a que al menos la mitad de los clientes de AdBrite se pasarán al CPC. O al menos así lo asegura Fanlo.

La idea de que el CPC se aplique a los banners no es nueva, pero su implantación no ha sido demasiado exitosa hasta el momento. La red publicitaria online ha decidido tomar esta medida para paliar su mala situación económica, que le ha obligado a despedir a un 40% de su plantilla.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir