Digital

EL EPC PROTEGE AL RFID CONTRA LOS VIRUS

La posibilidad de un ataque vírico a los sistemas informáticos a través de etiquetas RFID (o transpondedores) que sigan el estándar EPC (Electronic Product Code) está prácticamente descartada por GS1, organización global por la implementación de tecnologías y estándares industriales que mejoren la eficacia de la cadena de suministro. Se trata de la reacción a las informaciones que alertaban sobre una posible infección de los sistemas informáticos de las empresas usuarias de estos chips.

Según el estándar de EPCglobal, organización por la estandarización del chip RFID, cada transpondedor contiene el EPC, un número individual que identifica al producto en todo el mundo. Para poder proteger un sistema operativo del ataque vírico sólo habría que comprobar que el lector de chips puede leer correctamente el EPC. En caso de que no se pueda leer, los datos que contenga el transpondedor serán borrados de forma inmediata en el propio lector de chips.

Amenazas víricas
Las amenazas de virus a través de etiquetas RFID pueden ser de dos tipos. El ataque denominado buffer overflow, por el que el sistema se vería saturado por una cantidad de datos superior a la que refleja el lector de etiquetas. Este tipo de ataque tiene como objetivo la caída del sistema, pero se puede evitar con el EPC: dado que se conoce la cantidad de datos que puede contener un EPC determinado, cuando el lector detecta una cantidad superior puede responder de forma automática borrando los datos de la etiqueta.

Otro tipo de ataque, el code insertion, consiste en la inclusión de una aplicación dañina en el transpondedor que puede provocar malfunciones en el sistema. El EPC podría evitar este problema, mediante la exacta definición de los datos de cabecera, datos de filtrado y partes del número. Esta definición permitiría reconocer de forma inocua el contenido del transpondedor.

Te recomendamos
En otras webs

reportaje atresmedia

Atresmedia

Highway to Sales

beon

Reportaje Manifiesto

Compartir