Digital

Estrés laboral por falta de desconexión digital

El exceso de tecnología agota a los trabajadores

El estrés físico y psicológico asociado al agobio tecnológico puede afectar a la vida laboral y personal, influyendo en la motivación de los trabajadores.

desconexión digital

La sociedad está hiperconectada. La evolución de la tecnología ha conseguido que la mayoría de las personas tengan dependencia tecnológica: están unidas de forma permanente a sus dispositivos móviles desde que se levantan hasta que se van a dormir. No existe la desconexión digital.

Como (casi) todo en la vida, los excesos se traducen en problemas a corto o largo plazo. En este sentido, la sobreestimulación puede tener consecuencias negativas en la capacidad de concentración y dificulta la tan ansiada desconexión tecnológica.

Muchos son los gobiernos y empresas que están clamando por esa "desconexión digital". En 2018, en España entraba en vigor la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales que fija el derecho de los trabajadores a la desconexión digital en el ámbito laboral, protegiendo su tiempo libre y destacando la no obligación de atender llamadas ni correos fuera de su horario de trabajo.

Tal y como recoge el gigante del coworking IWG, aunque otros países como Alemania no cuentan con esta legislación, ya son muchas las grandes compañías, incluidas Allianz, Volkswagen y Daimler, que se han encargado activamente de limitar la cantidad de conexión que tienen sus empleados cuando no están en el trabajo.

La vida laboral y personal se ve afectada

El estrés físico y psicológico asociado al agobio tecnológico puede afectar a la vida laboral y personal, influyendo en la motivación de los trabajadores.

Este pesar se acrecenta en dos generaciones: Generación Z y Generación Millennial quienes ha vivido toda o prácticamente toda su vida conectados, "ultraconectados", algo que les dificulta desconectarse de sus smartphones.

Los períodos de atención también se reducen a causa del exceso tecnológico. Cada vez hay más información que se recibe a través de la tecnología. Esto provoca que la capacidad de concentración se reduzca, así como la capacidad de aprendizaje. Según un estudio de la Universidad Técnica de Dinamarca, "la capacidad de atención global colectiva se está reduciendo a causa de la cantidad de información que se presenta al público".

El estrés laboral afecta a la vida personal

La tecnología es útil para empresas y trabajadores. Sin embargo, no todo es beneficioso para ambos. En este sentido, el exceso de tecnología afecta a la productividad de los empleados.

"Estar disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana, puede dañar la capacidad de atención de los trabajadores e incluso puede afectar negativamente a otros aspectos de nuestras vidas, no solo en el entorno laboral", explican desde IWG.

Esto quiere decir que tener dispositivos móviles cerca en el trabajo, ayuda a la distracción de las tareas y, por tanto, se necesita un periodo de tiempo para volver a la concentración.

Para evitar estas situaciones, algunos espacios de trabajo están "obligando" a los trabajadores a prohibir o confiscar teléfonos en el trabajo y poder mejorar la productividad y la concentración, como es el caso de el café ‘Last Word’ en la Biblioteca Británica

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir