Digital

El expediente de Google en la UE continúa abierto y se avecinan nuevas investigaciones

EuropaJoaquín Almunia, vicepresidente y comisario de competencia de la Unión Europea, ha vuelto a poner a Google en su punto de mira. Esta vez Almunia ha declarado que si en las próximas semanas el gigante de internet no aporta nuevas concesiones satisfactorias que pongan de manifiesto el fin de su abuso como líder dominante del sector, no dudarán en remitirles un pliego de cargos, último procedimiento antes de la imposición de una elevada multa.

Sin embargo, Almunia no será el responsable de dar por concluido este caso que lleva abierto desde 2010, ya que el próximo 31 de octubre finaliza su mandato. Será su sucesora, la danesa Margrethe Vestager, la encargada de continuar con los procedimientos que se requieran, e incluso la apertura de nuevos expedientes a Google.

A principios de septiembre, el ejecutivo comunitario rechazó el último paquete de concesiones ofrecido por Google tras recibir reacciones muy negativas por parte de los denunciantes del caso, e instó a la empresa a mejorar las propuestas. Almunia ha afirmado que no descarta solventar la causa sin multas y darla por finalizada en el supuesto de que las actuaciones de Google vayan en “la buena dirección”. De lo contrario, Bruselas procederá a emitir un pliego de cargos: “Si en un momento determinado, antes del 31 de octubre o después del 31 de octubre, el comisario o la comisaria de competencia, estiman que no hay posibilidad de obtener de Google las modificaciones y las mejoras de sus propuestas que exigimos para eliminar nuestras preocupaciones, entonces habrá que ir a un pliego de cargos”, declaró Almunia en su última comparecencia como comisario de competencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

En este sentido, no ha dudado en reconocer que esta investigación está siendo especialmente “larga”, pero que debido a su complejidad por referirse a un “un objeto que se mueve, que cambia la forma de prestar un servicio y que introduce otros nuevos” y a un “territorio en el que nunca antes la legislación de competencia había tratado de ser aplicado”, finalizará únicamente cuando esté “acabada la investigación”.

Almunia ha defendido su decisión de rechazar la tercera y última propuesta de Google, ya que unos meses antes la aprobó de forma provisional. Aunque no niega que haya presiones, ha argumentado su actuación en base a los argumentos técnicos presentados. “Por supuesto que hay presiones. No se puede ser comisario de competencia sin recibir presiones, pero estamos aquí para aguantar las presiones”, explicó.

Por otra parte, el comisario ha anunciado que está no será la única acción que la Unión Europea lleve a cabo contra Google, pues ya están trabajando en “una posible investigación en relación con el sistema Android”. Asimismo, también estudian una tercera opción por “distorsión de tráfico en servicios que no son de búsqueda”, y un expediente por beneficiarse del trato ventajoso en el pago de impuestos.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir