Digital

El "falso" altruismo de Microsoft con el lanzamiento gratuito de Windows 10

Windows 10Microsoft ha sorprendido a todos con la forma en la que ha lanzado su nuevo sistema operativo Windows 10. Lejos de los grandes eventos a los que nos tienen acostumbrados estas grandes compañías cada vez que presentan su última baza para conquistar a los consumidores, Microsoft se caracterizado, en esta ocasión, por una "silenciosa" estrategia.

La compañía ha ofrecido de forma gratuita la actualización de Windows 7 y Windows 8. Algo muy diferente a 1995, fecha en la que se produjo el lanzamiento de Windows 95. En esta ocasión, para la realización del spot de presentación de Windows 95, se recurrió a un tema de la banda Star me up. En el anuncio se presentaban todas las posibilidades ofertadas por su característico menú de inicio que la compañía, de forma catastrófica y errónea, abandonó con Windows 8.

Por el contrario, el nuevo anuncio de Microsoft para Windows 10 es completamente diferente. Hasta el punto de que no aparece un ordenador hasta prácticamente el final del mismo.

Llama la atención la nueva estrategia tomada por la compañía. Por ejemplo, Windows 95 le habría costado entre 209,95 dólares y 109,95 dólares. ¿Por qué ahora lo ofrece de forma gratuita? Existen algunas razones detrás de esta estrategia.

La más importante es que Microsoft quiere ganar terreno en uno de los principales sectores en los que se opera hoy en día: el móvil. Sus sistema operativo para mobile, Windows Phone, apenas ha causado impacto alguno en el mercado (los últimos datos apuntan a una cuota del 3%).

“El móvil está reemplazando al PC como plataforma informática dominante, Los smartphones reportan cifras de ventas superiores y cuentan con una base de usuarios mucho más grande”, han declarado desde la firma analista, Benedict Evans. “El PC no va a desaparecer a corto plazo pero ya es pasado, no es el futuro”.

Es por esto que Microsoft espera que al ofrecer de forma gratuita su nuevo sistema operativo, tenga un efecto llamada para atraer a desarrolladores que trabajen en aplicaciones que puedan ser utilizadas a nivel global en smartphone, tabletas y PC. Con el tiempo, Windows 10 intentará extenderse hacia otros mercados como el de los wearables.

Aunque la mencionada firma analista no tiene muy claro que este sea el camino ya que muchas aplicaciones no se diseñan con versión de escritorio para este sistema y no despiertan el interés de los desarrolladores. La conclusión a la que llegan los expertos analistas señala que Microsoft debería admitir su derrota con Windows y comenzar a reconstruir su negocio principal en base a otros elementos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir