Digital

El fisco francés pide a Google mil millones de euros por 'prácticas de optimización fiscal'

gooLa guerra fiscal entre Google y la Hacienda francesa lleva librándose desde 2011. La administración francesa registró la sede parisina de Google descubriendo irregularidades en la forma en que los de Mountain View optimizaban el pago de sus impuestos a través de filiales en otros países.

Con el fin de eludir los elevados impuestos, el gigante digital se vale de multitud de trucos y estratagemas, algo que al fisco francés no gusta demasiado. Google declaró en Francia menos de 150 millones de euros y tan sólo tuvo que pagar 5,5 al fisco en 2011, y en 2012 tan sólo declaró 193 millones de euros, una cifra muy baja teniendo en cuenta los multimillonarios ingresos del rey de la web.

Tras la investigación, el fisco francés podría pedir a Google 1.000 millones de euros por las prácticas de “optimización fiscal” que han permitido eludir una cuantiosa cantidad en impuestos.

Google realiza su facturación por enlaces patrocinados a través de su sede irlandesa, una práctica que le permite eludir los impuestos de otros países donde está presente.

Las grandes empresas llevan años ideando estratagemas para escapar de los impuestos, algo que Hacienda persigue y castiga, pero los caros asesores fiscales de estas empresas buscan formas de hacer este tipo de prácticas en un marco de legalidad lo cual dificulta las labores del fisco.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir