Digital

EL FRAUDE DEL CLIC HACE TAMBALEAR A LOS ENLACES PATROCINADOS

Los enlaces patrocinados son una de las formas de publicidad más eficientes. Sin embargo, el fraude del clic ha hecho que se tambalee uno de los últimos fenómenos publicitarios. Éstas son las formas en las que se realiza el fraude del clic y, por suerte, los motores de búsqueda son capaces de detectarlas.

1. El anunciante establece un límite diario de gasto en enlaces patrocinados. Cada clic supone un coste y cuando se alcanza ese límite diario el anuncio no aparece más en las páginas de resultados hasta el día siguiente. Con que alguien de la competencia se dedique a hacer clic sobre el anuncio durante un rato puede hacer que ese día se deje de ver el enlace, sin que ninguno de los clics haya producido un contacto real.

2. Los explotadores de páginas web (ya sean privadas o comerciales) pueden incluir en ellas enlaces de sus socios. El anunciante paga por los clics en ese enlace y el buscador y el propietario de la web se reparten los beneficios. En ese caso, puede haber personas que hagan clic para favorecer al propietario de la página.

3. Los motores de búsqueda emplean un algoritmo de valoraciones para decidir en qué orden van a aparecer los resultados y los enlaces patrocinados. Sólo los enlaces en los que se pincha a menudo permanecen arriba y tienen mayores posibilidades de ser vistos. El truco está en introducir muy a menudo una expresión de búsqueda pero no hacer clic sobre el anuncio. Esto hace que el anuncio pierda valor y vaya desplazándose hacia abajo en la lista de enlaces patrocinados.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir