líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El futuro de la tecnología gestual es de Apple

En los años 50 se creía que la comida de los humanos de nuestra época se basaría en pequeñas pastillas que contuvieran todos los nutrientes necesarios, pero fallaron. No por el hecho de que no podamos alimentarnos a base de pastillas nutritivas, porque existen, sino porque a la gente le sigue gustando disfrutar de una buena comida. Un ejemplo que demuestra que, para predecir el futuro, hay que deconstruir la naturaleza humana, y pensar en lo que es posible. La mejor previsión estará en el punto en que estas dos ideas conecten. Pero, ¿cómo será nuestra relación con la tecnología en el futuro?

Según explica Mike Elgan en Cult of Mac, siguiendo la tendencia actual, tendremos ordenadores allá donde vayamos, y un sistema central, probablemente un iMac enorme, en casa que sirva para todo, desde preparar presentaciones, a ver películas, jugar en grupo o controlar todas las demás pantallas. Pero estos nuevos ordenadores no tendrán sistemas periféricos, sino que se controlarán a través de softwares, interacción por voz y, desde luego, nuestros gestos. Serán dispositivos que nos lean a nosotros, que sepan cuándo estamos en la habitación o cuándo los está utilizando un desconocido. Además, serían capaces de saber si estamos alegres o tristes, atendiendo o mirando hacia otro lado, y cambiar lo que se muestra en la pantalla en función de lo que hacemos.

Para Elgan, esta nueva interacción se producirá porque es la naturaleza de la interacción humana y, si se atiende a la historia de las interfaces de usuario se observa que, a medida que la informática se hacía más barata, aumentaba la capacidad de estos dispositivos para comunicarse en un lenguaje humano.

Cuando interactuamos con otras personas, no sólo utilizamos palabras, sino que hacemos gestos y expresiones faciales que ofrecen a nuestro interlocutor el significado completo de lo que estamos diciendo. Pronto, los ordenadores sabrán también cómo entendernos, y es que la dirección que están tomando las interfaces de usuarios es la de interactuar con las personas como haría cualquier humano.

Y aquí es donde entra Apple. La empresa de Cupertino es la única compañía tecnológica que, por ahora, es capaz de entender la verdadera naturaleza humana, su biología y su psicología, y plasmarla en el diseño de una interfaz. Esta es la razón por la que el iPad ha conseguido un notable éxito frente a las múltiples tabletas Android que hay en el mercado, convenciendo al consumidor de formas que no son del todo conscientes. También Siri ha echado a un lado a la competencia, gracias a su simplicidad, su lenguaje natural y su capacidad de entender de una forma lo suficientemente humana para interesar a los usuarios.

Si el iOS se parece a la interacción con los objetos en el mundo real, y Siri nos recuerda, a veces demasiado, a la interacción con una persona real, parece más que evidente que los dispositivos Apple del futuro nos ofrecerán una sensación muy similar a la del mundo y las personas reales.

Por otro lado, muchas compañías han estado trabajando sobre la tecnología gestual, y el Kinect para Xbox 360 de Microsoft es el ejemplo más exitoso. Lanzado hace apenas un año, Kinect ha demostrado su funcionalidad más allá de los videojuegos, y científicos, hackers y aficionados han personalizado el dispositivo para otras funcionalidades. Además, Microsoft acaba de anunciar que lanzará un Kinect para PC que funcionará con Windows 8. Pero hay muchas otras compañías que también están desarrollando dispositivos y programas basados en la gestualidad humana.

De hecho, se puede afirmar que dentro de unos años nuestros teléfonos, tablets y ordenadores portátiles o de sobremesa se controlarán con nuestros gestos. Y especialmente nuestros dispositivos Apple. Y es que la compañía de la manzana se ha hecho con varias patentes relacionadas con la tecnología gestual, especialmente centradas en la creación de contenidos, y no en su consumo o manipulación de datos.

Por ahora, Microsoft y su Kinect dominan el mercado de la gestualidad, y algunos visionarios podrían aventurarse a afirmar que serán ellos los que controlen esta tecnología en los próximos años. Pero, para Elgan, la tecnología gestual se verá como algo de Apple y no de Microsoft en el futuro más próximo. Esto se debe a que el diseño de sus interfaces tiene mucho que ver con satisfacer el deseo humano de interactuar con objetos y personas del mundo real, y no hay duda de que Apple es el mejor en eso.

No hay ninguna otra compañía, por ahora, capaz de superar a Apple en su capacidad para crear dispositivos que satisfagan los deseos humanos innatos de interacción con el mundo y, por ello, parece que el futuro será cosa de Apple.

 

El consumidor, ese gran desconocidoAnteriorSigueinteContrapunto BBDO comienza a trabajar para Twix, Pedigree y Whiskas

Noticias recomendadas