Digital

El futuro de los E-Readers o la crónica de una muerte anunciada

ereader51La frenética evolución tecnológica y los caprichosos gustos de los consumidores, que al igual que un niño un día disfrutan con su juguete nuevo y al poco tiempo lo relegan al cuarto de los juguetes olvidados para disfrutar de otro más nuevo y llamativo, son dos factores a los que el e-reader no ha sabido ganar el pulso.

Las tabletas electrónicas y el iPhone se han convertido en sus peores enemigos y han arrebato al e-reader una buena porción del pastel, por no decir que le han dejado las migajas.

Según datos de IDC (International Data Corporation), el mercado global de tabletas podría crecer este año un tímido 12,1% frente al 51,8% del pasado año, pero la peor parte de este retroceso se la llevarían los e-readers. Los pronósticos apuntan a una caída de las ventas de al menos 7 millones de unidades en Estados Unidos para finales de 2017, en comparación con el alza de 2012, con 25 millones más de unidades vendidas.

La irrefrenable caída de este dispositivo, tanto en ventas como en número de lectores no es ningún secreto. Esta caída estaría en parte motivada por el hieratismo adoptado en torno a este dispositivo por parte de sus fabricantes, con una escasa evolución en los últimos 3 años.

Una cuarta parte de los norteamericanos disponen de una tableta desde finales de 2012, según datos de Pew Internet Life, mientras que tan sólo un 19% tiene un e-reader. Es una muestra más de cómo la tableta llegó para destronar al “viejo” dispositivo. No obstante, no es su principal enemigo. Los teléfonos inteligentes son los que más daño están haciendo tanto a las tablets como a los e-readers. De hecho, el 29% de los lectores de e-books prefiere consumir este tipo de contenidos a través de sus teléfonos, que ahora ofrecen una calidad de lectura superior gracias a unas pantallas cada vez más grandes y de mejor definición. Por este motivo, muchos están viendo hoy día el e-reader como el nuevo iPod. Este último, introducido en el mercado en 2001, vio caer sus ventas 9 años después con la llegada del iPhone, que canibalizó sus ventas.

Los efectos en las distintas compañías comercializadoras de e-readers ya se empiezan a ver. La cadena de librerías estadounidense Barnes & Noble anunció recientemente la separación de su negocio digital de tabletas Nook, después de que sus ingresos cayeran en el tercer trimestre un 22% respecto al pasado año y sus ventas un 35%. La pérdida neta de la empresa se contabiliza en 36,7 millones de dólares en el tercer trimestre.

Por su parte, las ventas del Kindle de Amazon no acaban de despegar, y la compañía se muestra más preocupada en estos momentos por el lanzamiento de su primer smartphone, el Fire Phone, consciente de que el presente de la tecnología se sitúa en este dispositivo. El futuro, aún está por llegar. ¿Qué tecnología vendrá a desbancar al Smartphone?

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir