Digital

El mercado de los smartphones ingresa más que el resto de sectores de tecnología juntos

uso smartphoneEl usuario prefiere comprarse un smartphone. De hecho, el teléfono inteligente representa ya tres cuartas partes en el mercado de los teléfonos móviles vendidos en lo que va de año. 1.400 millones de smartphones vendidos a nivel mundial en lo que va de año, y se estima que las ventas para 2015 de smartphones alcancen los 1.000 millones.

Otro dato importante es que las ventas de smartphones superarán tanto en unidades como en ingresos a las del conjunto de los sectores del PC, televisores, tabletas y videoconsolas. De hecho, se estima que en 2015 se venderán 1.000 millones de smartphones (300.000 millones de dólares facturados).

Estas son las principales conclusiones señaladas en el informe Predicciones de Tecnología, Medios de Comunicación y Telecomunicaciones 2015, que elabora cada año la consultora Deloitte, y que analiza las principales tendencias para los próximos meses para estos sectores.

Frente a los 1.800 millones de smartphones que ha habido en 2014 activos, para 2015 el parque total de smartphones crecerá hasta 2.200 millones. En relación con esto, está el dato de que 7 de cada 10 personas con smartphone ha cambiado de teléfono en los últimos 18 meses. Es decir, hay una tendencia de cambio superior a la de cualquier otro dispositivo electrónico de consumo.

Mientras un tercio de los encuestados espera comprar un smartphone en los siguientes doce meses, tan sólo un 21% dijo que lo haría en el caso de los ordenadores portátiles y un 19% en el caso de las tabletas. Pero el dispositivo que se elija es indiferente para el mercado de la banda ancha, que verá incrementado su negocio.

Deloitte estima que a finales de 2015 el número de hogares con banda ancha a escala mundial habrá aumentado alrededor de un 2%, hasta los 715 millones, y que la velocidad de la banda ancha en la mayoría de los mercados se habrá incrementado entre un 15% y un 25%.

Pero, como ha destacado la consultora, hay que tener en cuenta que el término banda ancha abarca un rango cada vez mayor de niveles de rendimiento, desde unos pocos megabits por segundo hasta cientos. Y es que 280 millones de personas (un 40% del total) tienen acceso a ADSL tradicional, 285 millones (un 41%) utilizan fibra óptica y 135 millones (19%) se conectan a internet por cable.

Como consecuencia de estas diferencias, principalmente serán las empresas de cable las que invertirán en mejorar en tecnologías para ofrecer mejores conexiones. Aunque sus competidores de fibra y ADSL también introducirán mejoras.

Finalmente, Deloitte predice que, para finales de 2015, aproximadamente entre 600 y 650 millones de teléfonos estarán equipados con el sistema de comunicación de corto alcance, NFC, y el 5% será utilizado al menos una vez al mes para realizar pagos sin contacto en establecimientos comerciales. Estos datos suponen una importante mejora en comparación con un 2014 en el que solo un 0,5% de personas pagaron alguna vez con esta herramienta (un total de 450 y 500 millones de dispositivos que utilizaron teléfonos NFC).

Aunque los pagos sin contacto no serán una tendencia dominante a finales de 2015, su adopción por parte de pequeños nichos en el mercado supondrá un gran avance, gracias principalmente al visto bueno de las instituciones financieras, los comercios, los consumidores, los proveedores de tecnología y los operadores de telefonía.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir